Acto seguido, Avelluto quiso hablar. Arreciaron de vuelta los gritos.  «A los fascistas le pido silencio», dijo el ministro. «Ya que los que vinieron a manifestarse de forma autoritaria se manifestaron, que nos dejen hablar», agregó, pero los cánticos siguieron y se fue en medio de gritos por el fin del proyecto que cierra profesorados.