Diario Digital
Envianos tus Noticias

Por Manuel Choque Corbacho

Sobre héroes y procesos – Segunda Parte

Lo que nos importa a nosotros es rescatar la construcción colectiva de la historia. Todos los sectores sufrieron, de distintas maneras el proceso de la guerra.

6

La iniciativa nació como fruto de una inquietud de distintos estudiantes de la carrera de historia del IES N° 2, a partir del contacto que tuvimos con el Lic. Citerio y la Dra. Sica por medio de la Dra. Lucila Bulgallo. La idea fue tener una idea compleja, proponer una problematización de la historia, esto es clave, en relación de otras actividades, charlas sobre todo de otras instituciones que se ocupan de la historia. Pero nos faltaba la palabra de la Unidad de Investigación de Historia Regional de Jujuy, vimos la necesidad de disputar el campo, entendiendo de que la historia se enmarca en una disputa política también. Entonces recordando el día del historiador pensar que rol juega el investigador en ese esquema. Me parece clave tambien esta cuestión, teniendo en cuenta que volvió a abrirse la carrera de historia en la UNJU, creemos que es importante articular con otros espacios de la sociedad para difundir esta idea de convertir la historia en un problema, indagar, dudar. Y no reproducir dispositivos o relatos armados que evitan el problema. Por último, fue una experiencia linda, sobre todo por la participación de diferentes sectores de la sociedad, esto nos sirve para construirnos a nosotros mismos, unirnos en el conocimiento y el amor a nuestra tierra. Es un compromiso de todos.

Esto decía uno de los estudiantes respecto a la conferencia “SOBRE HEROES Y PROCESOS: un abordaje a la historia de la guerra de independencia en la Quebrada de Humahuaca” llevada a cabo el pasado lunes en la ciudad de Tilcara.

En este contexto, y pronta la conmemoración del 9 de Julio les presento la intervención de la Dra. Gabriela Sica en dicha conferencia respecto al procesos de independencia en Jujuy.

La idea de proceso, es poder comprender los acontecimientos insertos en una larga duración. Esto de que hay una nación que prexiste al estado, lo que hace es opacar el proceso de construcción. Uno encuentra en los documentos de 1832, los juicios por ejemplo donde se le pregunta a un reo de que estado y patria es, la respuesta nunca es Argentina sino Jujuy y hasta a veces es mucho más chica como la quebrada, o la puna. Entonces todavía la idea de patria no estaba unida a la constitución de una nación. Esta idea se va dando paulatinamente, pero además lo que sucede en este proceso, es que no hay un solo proyecto político común a todos, como habitualmente se nos muestra en ciertos relatos donde se reafirma el triunfo del proyecto de las elites dirigentes.

Además de ocultar los distintos proyectos alternativos, muestran una narrativa donde la gente actúa como si ya de antemano supiera o tuviese totalmente claro llevando a cabo este proyecto oficial o triunfante. Por eso se habla de que en Jujuy nace la patria, por ejemplo. Cosa que no corresponde a la época. Lo que uno ve son distintas alternativas aun en un mismo bando tanto de quienes luchan por la independencia, como de quienes apoyan la causa realista.

Lo que nos importa a nosotros es rescatar la construcción colectiva de la historia. Todos los sectores sufrieron, de distintas maneras el proceso de la guerra. Nadie quedo al margen en Jujuy en relación a las guerras de independencia, y también rescatar que había distintos sectores con distintos proyectos e ideas.

Otro tema es que los relatos tradicionales siempre hablan acerca del sacrificio. En lo que respecta a Jujuy, esto se condensa en el “Éxodo” jujeño, que parte de un proceso más amplio. En estos relatos aparece siempre el héroe como una individualidad de un liderazgo solo y el pueblo. Entonces la idea de sacrificio queda plasmada en los 140 conflictos armados, siempre se repite en el discurso escolar y también actualmente hay mucho interés por el proceso de guerra de independencia a nivel de divulgación como en entrevista que salen en los diarios como “Jujuy y las 140 batallas” “Jujuy y los 140 combates”.

Y en realidad a la nueva historia política y social lo que le interesa va más allá de los acontecimientos de conflictos armados, sino rescatar y pensar el impacto que tiene para la población de Jujuy. Se trata entonces de ver al “sacrificio” en términos muchos más amplios. Jujuy es un frente de guerra durante 15 años. Ninguna región del país sufrió este proceso de la misma manera en su propio territorio. Jujuy es el escenario de la guerra. Esta es la experiencia de vivir la guerra en casa.

Es mucho más ilustrativo entender el sacrificio del pueblo de Jujuy en términos donde Jujuy vivió tres campañas hacia el Alto Perú, dos invasiones realistas, tres “éxodos”, tres veces en que la población se tiene que retirar de Jujuy por el avance del ejercito realista, que si bien conocemos quizás con mucho más detalle la de 1812, fue la 1817es que prácticamente la ciudad queda devastada a eso se suman las continuas avanzadas de los ejércitos en la puna, en la quebrada y en las zonas rurales. Las levas militares, porque la población participa militantemente, a veces voluntariamente y otras no. Los empréstitos, donde se le pide a los comerciantes dinero a cambio de vales, donde dos o tres décadas después están tratando de cobrarlos. Además, la gente por ejemplo que vivía en la quebrada les requisan el ganado, les llevan las mulas y todo lo que puede servir para sustentar a los ejércitos de un lado y de otro, revolucionarios como realistas.

Imagínense el impacto que sufre una población que durante 15 años vive en constante ambiente bélico, de avanzadas y retrocesos. Es una sociedad que termina totalmente militarizada, totalmente empobrecida. Cuando termina la guerra en el año 1825, Jujuy perdió todo su stock ganadero, y también a la mayor parte de sus arrieros, que era parte del sistema productivo mas importe dentro de la región. Los perdieron porque estos hombres servían para guiar a los ejércitos, quiñes se los llevaban voluntariamente o a la fuerza. Muchos se morían o no volvieron. Jujuy perdió más o menos un 25% de su población, porque más allá de las muertes. Además, faltan brazos para la agricultura y otras actividades. Que de una u otra manera la población termina empobrecida.

Otro tema también, es que el relato tradicional nos puso de nuevo a pensar desde la primaria sobre la guerra de la independencia como un enfrentamiento de bandos, por un lado, los buenos y por otro los malos. Los españoles en contra de los americanos. Cuando en realidad es mucho más complejo, porque no son americanos contra españoles, sino realistas contra revolucionarios, y en ambos lados hay gente de todos lados. Este proceso de la guerra no solamente empobrece a la población, sino que también se quiebran lealtades hasta familiares. Porque hay familias que tienen miembros en distintos bandos.

Y en esto de pensar sobre el impacto de la guerra que va mucho más allá de los combates. Hay que tener en cuenta que en Jujuy cuando llega el ejercito del norte en 1812 y acampa en Jujuy más o menos tiene unos 1200 hombres y eso más o menos esa era la población Jujuy. Imaginen el impacto de tener que alimentar al doble de la población. Piensen en las formas en la que los jujeños tuvieron que buscar recursos para alimentar solamente a una población que ahora con el ejército incluido duplica la población de aquel entonces. Esto hace que la vida cotidiana sea totalmente alterada durante esos 15 años.

En esto de pensar la historia a través de las experiencias de mujeres y hombres que vivieron la guerra, la militarización de la sociedad, nos empuja a buscar otros héroes. Mirar a las personas en todas sus dimensiones, incluso de actuación.

Si uno mira 1822 a Manuel Álvarez Prado que es designado como comandante de la retaguardia, y que tiene un lugar muy importante en la región. Es considerado un héroe y uno de los hacedores de la independencia en la quebrada. Sin embrago uno se pregunta en esta idea de relato tradicional que habla de pueblo, pero que no nos cuentan quienes eran, tanto soldados como otros participantes aparte de los hombres de alto rango militar. Las fuentes nos muestran que los escuadrones de la quebrada estaban compuestos en su mayor parte por población indígena, por mestizos, que en muchos casos eran labradores.

Entonces pienso que al lado de un Álvarez Prado también, podría estar un Eugenio Cata Cata o un Bartolomé Canchi que pertenecían a la comunidad de Tilcara, y a pesar de estar conjuntamente con A.P. en el mismo bando en la guerra, también tenían diferencias en relación a la tierra. A.P. aprovecha su condición de comandante para avanzar sobre las tierras de la comunidad de Tilcara. El enfrentamiento entre estos hombres llega hasta tal punto, que Canchi declara que va a matar a Álvarez Prado si se queda con las tierras de Honillos e Incahuasi y va a irse a Bolivia porque está cerca y no lo encontrarían.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

6 Comentarios
  1. Fodboldtrøjer dice

    Thank you for sharing this good web page.

  2. Leverkusen trikot dice

    fantastic points altogether, you just received a logo new reader.
    What might you recommend about your put up that you just made some days ago?

    Any positive?

    Leverkusen trikot

  3. billiga fotbollströjor dice

    Superb Site, Stick to the good job. Thanks a lot.|

  4. maglia Inter dice

    You have one of the greatest internet sites.

  5. maglia Lazio poco prezzo dice

    Wonderful webpage you’ve right here.

  6. Fiorentina maglia dice

    Wow because this is extremely great work! Congrats and keep it up.