Diario Digital
Envianos tus Noticias

Por Manuel Choque Corbacho

Sobre héroes y procesos – Primera parte.

Más que una conferencia fue un diálogo, una conversación entre la academia y otros saberes. Una relación de significados de diferentes alteridades, pasadas y presentes. Aquel lunes aprendimos más que historia, aprendimos que el saber es el instrumento de la libertad.

6

No fue un viaje cualquiera, una conferencia de historia como otras donde los académicos son quienes se destacan por sus exposiciones. El lunes comenzó con cerros, olor a norte, viento fresco y el sol reinando el día. Aquel lunes no fue como otros lunes de ciudad, este fue distinto. La expectativa de aquel evento era muy grande. Los jóvenes ya estaban preparando el establecimiento para la reunión. Los vecinos que asistieron, seguro fueron avisados por las radios locales.

En el marco de las conmemoraciones del 9 de Julio, en la ciudad de Tilcara, los estudiantes de la carrera de historia del Instituto de Formación Superior Nº 2 organizaron la conferencia “SOBRE HEROES Y PROCESOS: un abordaje a la historia de la guerra de independencia en la Quebrada de Humahuaca”. Los expositores convocados fueron la Dra. Gabriela Sica y el Lic. Diego Citterio.

El escenario fue el siguiente: más de cien personas en el lugar, vecinos y estudiantes de varias localidades. El salón estaba lleno, había estudiantes parados. La mesa para la conferencia estaba vestida de awayo y wiphala. Los estudiantes también incluyeron en el itinerario canciones (otros relatos) acompañadas de acordeón y guitarra.

Mas que una conferencia fue un dialogo, una conversación entre la academia y otros saberes. Una relación de significados de diferentes alteridades pasadas y presentes. Aquel lunes aprendimos más que historia, aprendimos que el saber es el instrumento de la libertad.

En este contexto, les presento la intervención del Licenciado Diego Citterio como una primera parte de la experiencia “SOBRE HEROES Y PROCESOS…”

Voy hacer una reflexión, tratar de que pensemos juntos como se ha construido el relato histórico en nuestra nación a través de un tiempo largo. Como fueron los inicios de ese relato histórico y como ha quedado establecido como pedagógico en la escuela y que nos fue educando a todos, tanto a los que estudiamos historia como a los que pasaron por la escuela primaria y hasta quienes han visto o participado de algún acto escolar, municipal o provincial. Nos atraviesa a todos.

Lo que quiero explicar responde la pregunta de cuál fue el objetivo de la historiografía argentina, esto es la construcción del relato de la historia, las distintas corrientes que construyen un relato. En este sentido, la historiografía argentina nace en las últimas décadas del s. XIX, con el General Bartolomé Mitre, quien fue presidente de la nación, militar y periodista, fundador del diario La Nación y escribió un libro muy interesante, que se llamó “Historia de Belgrano o de la Independencia Argentina”,esta obra, muchos historiadores afirman que es el libro fundacional del relato histórico nacional, donde la versión de Mitre de la historia argentina prácticamente ha calado durante mucho tiempo como la versión de la historia nacional. Ahí entra en juego la idea del héroe. En ese relato histórico, se constituía a través de personalidades o próceres.

Nosotros cuando íbamos a la escuela, en los actos, siempre se hacían en función de la muerte de algún héroe, San Martin, Belgrano o de algún acontecimiento especifico como el 9 de julio día de la independencia, o el 25 de mayo como el primer gobierno previsional.

¿Por qué esa idea de construir un relato a través de los héroes? ¿Por qué a Mitre y a la generación del 80´ positivista de esa época, se les ocurre pensar que la historia debe ser contada o contraída a través de un héroe? La respuesta es porque la construcción de ese relato tiene una acción pedagógica sobre la población, generar valores que la población trate de imitar. Es algo que está pensado desde la elite dirigencial, desde los sectores altos del poder, pensado para que la población replique esos valores, los tome como ejemplo. Lo que sucedió es que esos relatos se van en constituir en los manuales de historia escolares, que hemos usado durante mucho tiempo y además ahí vemos la otra parte del dispositivo. Por un lado, la construcción de un relato por mitre y los integrantes de la Nueva Escuela Histórica Argentina y otro “la escuela”, que es un dispositivo que institucionalmente va construyendo ese relato y trasmitiéndolo a los estudiantes, generación por generación.

Seguramente si les pregunto que recuerdan del acto del 9 de Julio, medirán que bailábamos el pericón nacional, que el 25 de mayo se realiza una celebración con un acto escolar donde tenemos a los negritos vendiendo pasteles y las negritas lavanderas. Una imagen que tiene una lógica muy distinta a lo que realmente sucedía en esa época. Esto tiene que ver con una lógica de educar a la población y darle identidad y cohesión.

¿Por qué a Mitre le interesaba construir un relato nacional? Porque para esa época en la década del 80´ se estaba produciendo la inmigración masiva de extranjeros que vinieron de España y de Italia a poblar nuestras tierras. Para darles una identidad, había que construirle una historia que los arraigue, que les diga que pertenecen a este lugar, a la “patria”. Y ahí entra otro concepto interesante para discutir.

¿Qué entiendo yo por patria? En 1810 o 1816 el concepto de patria no es el mismo que tenemos nosotros en la actualidad. Este concepto está vinculado a la tierra a la que pertenece cada individuo que dice: “mi patria es Jujuy, Salta o Córdoba”. No estaba la argentina como nosotros la pensamos hoy. En esa fecha, el territorio que hoy es Argentina se llamaba Provincias Unidas del Rio de la Plata. Entonces si a un porteño le preguntabas cuál era su patria y te respondía, Buenos Aires. Esto es muy distinto a la patria a la que se refieren en los discursos que vemos en los medios de comunicación, los discursos que por ahí la dirigencia política utiliza. Ese concepto de patria es totalmente distinto. A veces se confunde o no, pero se quiere hacer pensar que la patria nació en determinado momento. La patria de aquél momento era otra.

Esa idea de la escuela celebrando los actos patrios, generando fervor ciudadano y cívico (porque esa era la idea de la escuela al celebrar las fiestas patrias) lo que empezó a construir es un prócer que está en un pedestal. Juan María Gutiérrez quien escribió un libro que se llamó “Galería de Celebridades Argentinas…” esa obra indicaba quienes eran los personajes importantes de la historia, Gutiérrez decía: “los hombres notables de la revolución argentina, debían ser colocados en dignos pedestales, a fin de que la juventud los venere. ¿Qué era lo que buscaba? Encontrar una figura intocable que funcione como ejemplo y que funciones como guía de valores cívicos sobre la población. Ahora bien, ahí encuentro un problema, yo no estoy de acuerdo con esa forma de explicar la historia porque ese héroe era una persona como nosotros, tenía problemas como nosotros, amaba, se enfermaba, y tenía dificultades como nosotros, entonces ponerlo en un pedestal donde no lo podamos alcanzar, nos hace a nosotros más pequeños y nos olvidamos además, es que en el proceso de la guerra de independencia no solamente quienes comandaban las fuerzas militares o quienes comandaban los procesos políticos como el congreso de Tucumán o el cabildo del 25, no eran solamente ellos, sino que también había una población, y que la dificultad más grande que tiene esa población es que no tiene nombre de calle, por eso no la conocemos. Hay muchas personas que vivieron en nuestro pasado que fueron parte del pueblo y parte de la revolución, fueron parte de la guerra de independencia, pidiéndole el cuerpo y hasta la vida y que no están nombradas en ningún manual.

Entonces ese es el peligro de aquella vieja historiografía metrista que nos quiere seguir educando a través del héroe y del prócer. Fíjense como será que no quieren educar a través del prócer que aun los tenemos en los billetes. Nos quieren seguir educando con figuras que muchas veces se tornan inalcanzables para nosotros y muchas veces el discurso de los manuales es un discurso de la mochila psicológica donde el sacrificio de nuestros héroes del pasado deben ser de ejemplo en nuestro presente de sacrificio. ¿Por qué tenemos que seguir haciendo sacrificios? Si ya en el pasado se sacrificaron nuestros héroes y lograron la independencia. ¿todavia me tengo que seguir sacrificando? ¿Quién me pide que me sacrifique? Quizás me pide aquel que se beneficia con cierto discurso, con cierto relato histórico.

Los invito a que pensemos juntos esto, a que desconfiemos cuando un gobernante nos diga “fíjense que en el pasado nuestros antepasados se sacrificaron y nosotros nos tenemos que seguir sacrificando”. No, sacrifíquese usted señor político. No me pida sacrificios a mí. Y no use mi pasado, el de mis abuelos para decirme como tengo que vivir, como me tengo que comportar. Porque esa educación moral, esa instrucción cívica de tenemos que hacer como hicieron nuestros antepasados es muy peligrosa. Y a veces se nos convence de que tenemos que hacer cosas porque en el pasado se hicieron así. En el pasado quizás se hicieron asi porque no quedaba otra, porque había que huir, había que irse, había que pelear o poner el cuerpo, porque hubo que sacrificarse. Hoy en nuestro presente las opciones son distintas.

Para cerrar, quería hacer mención al caso más paradojal de Jujuy que tiene que ver con un hecho histórico, que es el Éxodo jujeño.Este acontecimiento ocurrió en 1812 pero que en realidad su construcción, su relato histórico fue llevado a cargo por Ricardo Rojas. Llevo ese relato histórico, porque Jujuy tenía que formar parte la historia nacional por el aporte que hizo la provincia a la causa de la independencia. Así como los cuyanos tenían a San Martin como gobernador y las mujeres habían aportado en la preparación del ejército que cruzo los andes. Ricardo Rojas vino a Jujuy, se llevó mucho material documental y escribió un relato épico que denomino el “éxodo” palabra que no existía en 1812 en los documentos. Belgrano no hablaba de éxodo. Esta palabra la coloca este literato y le da un tono épico de sacrificio y de ahí cada vez que se habla del éxodo se habla de sacrificio de la necesidad de hacer un esfuerzo.

Yo les propongo que repensemos esa idea de esfuerzo y de una historia personalista y que pensemos en colectivo, porque la independencia la forjaron todos, incluyo aquellos que no figuran en las calles de nuestras ciudades. Y no figuran porque quizás están en el listado de un batallón o en alguna causa judicial y que no tienen nombre con cierta estirpe, sino que es común. Pensemos que la independencia y los procesos la hicieron todos los hombres y mujeres de nuestra patria.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

6 Comentarios
  1. fußballtrikots Günstige dice

    You have got astonishing thing on this site.

  2. Atletico Madrid tröja dice

    Heya i’m for the first time here. I found this board and
    I find It truly useful & it helped me out much.
    I hope to give something back and aid others like you aided me.

    Atletico Madrid tröja

  3. Maglie Inter dice

    all the time i used to read smaller articles or reviews that also
    clear their motive, and that is also happening with this piece of writing which I
    am reading here.

    Maglie Inter

  4. Maglia Monaco Poco Prezzo dice

    Hello all, here every one is sharing these kinds of familiarity, thus it’s fastidious to read this webpage, and I used to
    pay a quick visit this webpage every day.

    Maglia Monaco Poco Prezzo

  5. maglie calcio poco prezzo dice

    Great internet site! It looks very good! Maintain the good job!

  6. maglia Leverkusen dice

    I benefit from looking through your web sites. Many thanks!