Diario Digital
Envianos tus Noticias

España 1 (3) - Rusia 1 (4)

¡Que se vayan todos! España también afuera del Mundial

Las potencias se siguen yendo del Mundial. En los penales, y con un Akinfeev extraordinario, Rusia dio un tremendo batacazo y sacó a España. El último que apague la luz.

0

Para algunos será un consuelo saberse que no somos los únicos “grandes” eliminados. Para otros, una herida que volvió a abrirse por las grandes oportunidades que desaprovechó nuestra Selección. Si todo hubiese salido bien en la zona de grupos (qué feo ya mirar todo desde la vidriera), hoy estaríamos pensando en Dinamarca y esperando un cruce de cuartos contra Rusia. Sí, Rusia. En otro batacazo mundialista, la selección local llevó a los penales a España y ahí se hizo fuerte. Akinfeev, su arquero, fue la gran figura: atajó dos, durante los 120 minutos aguantó el 1-1 y será cuestión de Estado.

Todo había empezado demasiado fácil para España. Como se preveía, los rusos cedieron terreno y pelota, y sólo se dedicaron a defender. A los 12 minutos, los de Hierro ya ganaban. Una burrada de Ignashevich (marcó de espaldas a la pelota y la metió en contra) había abierto el marcador. Se jugaba un primer tiempo lento, con el local conformándose con no recibir más goles y España manejando la pelota. No se percibía ningún tipo de reacción. Parecía imposible encontrarse con un empate. Pero llegó con una mano insólita de Piqué dentro del área y lo que sería una premonición: primer penal ejecutado y gol antes de irse al descanso. Acá se empantanó todo. España, a pesar de su engranaje aceitado, tuvo síntomas del mismo virus que atacó a la Argentina. Recibió un gol y quedó de cama.

A pesar de seguir con la pelota en los pies y el ingreso de Iniesta para evitar ir al tiempo extra, la Furia Roja nunca fue Furia. Como Argentina, no encontró pases que rompieran líneas ni desacomodara a la defensa rusa. En las pocas veces que logró estar frente al arco, Akinfeev respondió bien y, luego de 30 minutos de alargue sin grandes emociones, se llegó a los penales. Ahí los rusos fueron fríos como Siberia. No les pesó estar a un suspiro de bajar a una potencia y no fallaron en sus cuatro ejecuciones. Koke y Aspas no pudieron ante el arquero y la historia se definió 4-2. Se fue otro peso pesada y dejó una zona totalmente liberada. De Croacia e Inglaterra podrá salir un eventual finalista. Sin Alemania ni España, mejor que no pensemos en el qúe hubiera sido si…

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.