Diario Digital
Envianos tus Noticias

Croacia 1 (3) - Dinamarca 1 (2)

¡Qué locura, Modric!

Croacia volvió a hacer historia al meterse en los cuartos de final del Mundial, pero debió sufrir demasiado ante Dinamarca. Primero tuvo para ganarlo en el alargue de penal pero Modric falló increíblemente. Luego, el 10 Real marcó en la definición desde los 12 pasos y Rakitic, el del Barsa, cerró la serie.

0

Si faltaba algo para que el triste domingo de los argentinos resultara aún más deprimente, fue el rendimiento de Croacia en los octavos de final ante el ordenado pero modesto Dinamarca. Porque el equipo europeo que bailó a la Selección de Sampaoli en la fase de grupos y se quedó con el primer puesto del Grupo D, necesitó de la suerte y, cobre todo, de las manos salvadoras de su arquero Subasic (del Monaco de Francia) para avanzar a cuartos de final. Encima, la eliminación de España le dejó la llave aún más favorable a Modric y compañía.

Croacia ya había arrancado con el pie izquierdo, porque Dinamarca se puso en ventaja en el primer minuto de juego, luego de una accidentes que Jorgensen empujó de zurda a la red con cierta colaboración de Subasic, que a la postre se convertiría en héroe en los penales.El casi inmediato empate de Mandzukic (a los cuatro minutos) le aportó un ritmo frenético al primer tiempo, aunque a la vez planchó la dinámica de juego de ambos equipos, que empezaron a controlar la pelota sin tomar demasiados riesgos y priorizaron mantenerse bien cerrados en el fondo.

La falta de ambición, determinación y agresividad de Croacia quedó más al desnudo en el segundo tiempo. Modric jugó demasiado atrasado en el campo, casi a la misma altura de los dos volantes centrales (Rakitic y Brozovic), y jamás se puso el equipo al hombro para ir en busca de la victoria. Además, el crack del Real Madrid desperdició un penal determinante en los instantes finales del tiempo suplementario: prácticamente se la entregó al notable arquero danés Schmeichel. Imperdonable para una figura de su tamaño, como ya les había pasado a Messi y a Cristiano Ronaldo en este Mundial.

Croacia dio otro paso histórico en Rusia 2018 pese que interrumpió su racha de triunfos consecutivos (había ganado los tres partidos del grupo). Ahora se medirá ante el local Rusia, que dio el batacazo de eliminar a España, otro de los campeones del mundo que llegó como gran candidato al título y ya quedó en el camino. El equipo de Modric y Rakitic, compañero de Messi en el Barsa, ocupó la llave que teóricamente le correspondía a la Argentina por ser cabeza de serie del Grupo D. Pero es evidente que precisa mejorar mucho su nivel si pretende llegar lejos en el Mundial.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.