Diario Digital
Envianos tus Noticias

Caída en las ventas

Por la crisis, la venta de juguetes en Navidad cayó un 20 por ciento

La Cámara Argentina de la Industria del Juguete destaca el impacto de la recesión y la importación. El ticket promedio este año fue de de $400 por unidad.

0

La de 2018 será una Navidad con menos juguetes. Al menos eso surge de los datos de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), que registra una caída en las ventas de este año de 19,8% en unidades vendidas respecto a la temporada de 2017.

“En términos generales, todos los segmentos han presentando retrocesos debido a la recesión que está atravesando la economía argentina. Los rubros que menos cayeron fueron los que tradicionalmente tienen un mejor desempeño en esta etapa del año, es decir, productos de aire libre como pelotas inflables, globos de agua, barrenadores, lanza aguas, andadores, monopatines y artículos de playa”, detalló la entidad que preside Matías Furió, desde donde se informa además que el ticket promedio fue este año de $400 por juguete.

Desde la cámara sectorial detallan el impacto de la importación y afirman que los fabricantes locales resignaron rentabilidad e incrementaron los precios “sólo un 37% interanual a pesar de los aumentos en los costos de producción, los cuales acumularon un 200%, principalmente explicado por el costo de la material prima (plástico)”.

Entre enero y noviembre de este año se importaron 18,81 millones de kilos de juguetes por USD 130,08 millones, lo que representa un incremento de un 18% y 13% respectivamente con relación al mismo período del año. Así, en la gestión Cambiemos, las importaciones aumentaron 90% en kilos netos respecto a 2015.

“Hoy se está desarrollando un fenómeno inédito: los importadores se están canibalizando entre si y muchos están registrando importantes pérdidas porque no encontraron mercado para colocar los importantes volumenes importados en especial en el primer cuatrimestre de 2018”, destacó la CAIJ, desde donde advierten que el año pasado se incorporaron más de 180 nuevas firmas que comenzaron a importar, lo que representa un +30% de nuevos jugadores.

El mercado local está integrado por unas 200 fábricas –todas micro, pequeñas y medianas empresas familiares– y el 50% del sector es industria nacional. “En los últimos años, el empleo en la industria pasó de 500 trabajadores en 2001 a más de 10 mil en 2017”, destaca la CAIJ y si bien este año no hubo pérdida de puestos de trabajo “de manera significativa”, se cortaron las horas extras y hay fábricas que no abren dos o tres días a la semana para reducir los costos fijos.

Entre los más vendidos entre los artículos con licencia estuvieron Paw Patrol, Vampirina, Avengers, Peppa Pig y La Granja de Zenon. También los “microjuguetes”, como “LOL Surprise”; las muñecas, donde mandan “LOL Surprise”, las “Cry-baby” y bebotes de fabricación nacional. “En juegos de mesa, ganan Pastelazo, el Juego de la Oca y el Ludo que fueron incluidos en Precios Cuidados a $280 como así también el ajedrez, el Carrera de Mente, el Jenga y el TEG. Los productos más solicitados en el segmento de figuras de acción y fantasía son la Liga de la Justicia, Dinosaurios, Transformers y Hombre Araña”, dicen desde la cámara.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.