Diario Digital

Crimen

Para el abogado de las hijas de Alberto Nisman, «el fallo del juez Ercolini sepulta la idea del suicidio»

Manuel Romero Victorica analizó la decisión judicial: «Es realmente trascendente; es la primera vez que un magistrado federal determina que al fiscal le quitaron la vida».

El abogado Manuel Romero Victorica, letrado de las hijas de Alberto Nisman, destacó el fallo del Julián Ercolini al asegurar que «es la primera vez que un juez federal determina que al fiscal le quitaron la vida» y «sepulta la idea del suicidio».

«La resolución de ayer es realmente trascendente para todos, es la primera vez que un juez federal de la Nación determina que el fiscal Nisman fue víctima de un homicidio; con esto se sepulta la idea que durante tanto tiempo nos vendieron de que Nisman podría haberse autoinfligido su muerte», enfatizó el abogado.

En declaraciones a Radio Mitre, Romero Victorica el juez Ercolini realizó un informe detallado de la causa y de cada una de las pruebas. «En la resolución, el juez concluye que conforme el dictamen del fiscal (Eduardo) Taiano y teniendo en cuenta lo que dice el informe pericial de la junta interdisciplinaria, al fiscal Nisman le quitaron la vida».

«Ercolini termina dilucidando lo que hace mucho tiempo se preguntaron los argentinos y generó debate casi social que era si (a Nisman) alguien le quitó la vida o estamos hablando de una muerte autoinfligida», agregó.

Al ser consultado sobre el procesamiento de Diego Lagomarsino, el abogado dijo que pone claridad sobre el tema aunque consideró que la calificación debía ser otra. «A Lagomarsino se lo ha imputado como partícipe necesario del delito de homicidio simple, agravado por el uso de arma de fuego (art 41 bis) pero para mi, la calificación tendría que haber sido ‘homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas’, figura que tiene pena de perpetua y no una prisión de 8 a 25 años como en el primero de los casos», enfatizó.

Ercolini determinó que el técnico informático prestó colaboración para el homicidio ejecutado por una o más personas, entre las 20 del sábado 17 de enero de 2015 y las 10 del domingo 18 de enero de 2015, según consta en el fallo judicial.

El juez sostuvo que la participación de Lagomarsino estuvo principalmente vinculada a la introducción de un arma amiga en el departamento que Nisman habitaba en una torre del exclusivo complejo Le Parc de Puerto Madero.

Lagomarsino, quien asesoraba a Nisman en temas informáticos, reconoció en más de una oportunidad ser el dueño del arma de la que salió el disparo que mató al fiscal, aunque siempre sostuvo que el fiscal se la había pedido prestada.

Para el juez, Lagomarsino se valió de su vínculo con Nisman, que «no era una simple conexión laboral y/o funcional», para hacer ingresar a la que sería la escena del crimen, un «arma ‘amiga’ que permitiera posteriormente una simulación de un suicidio».

Ercolini además le trabó un embargo de $15 millones , le prohibió salir del país y, aunque no le dictó prisión preventiva, dispuso que sus desplazamientos sean controlados mediante una tobillera con GPS (que ya tiene desde hace más de 15 días).

El magistrado también procesó a cuatro custodios de Nisman, a quienes acusó de haber cometido el delito de «incumplimiento de los deberes de funcionario público», por desproteger al fiscal especial del caso AMIA.

A los policías federales Rubén Benitez, Luis Miño y Armando Niz, el juez los procesó también por el delito de «encubrimiento agravado», por «tratarse de un hecho precedente a un delito grave», y les trabó embargos de 500 mil pesos. En tanto, al custodio Néstor Durán el juez le trabó un embargo por 50 mil pesos y lo procesó solo por «incumplimiento de los deberes de funcionario público».

Nisman fue encontrado muerto en el baño del departamento que habitaba en el piso 13 de la torre Le Parc, la noche del 18 de enero de 2015, cuatro días después de denunciar a la ex presidente Cristina Kirchner por el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA.

También podría Interesarte

Los comentarios están cerrados.