Diario Digital

Otras 143 personas murieron y 9.276 fueron diagnosticadas con coronavirus en el país

En tanto, suman 12.799 los fallecidos y 622.934 los contagiados desde el inicio de la pandemia.

0

Argentina llegará este domingo a los seis meses de la vigencia del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), periodo en el que logró reforzar su sistema de salud y presentar uno de los índices más bajos de muertos por millón de habitantes de América Latina, en una lucha contra la pandemia de coronavirus, que hoy causó en el país otros 143 fallecimientos y 9.276 contagios.

Con las cifras oficiales informadas en la noche del sábado, el número total de fallecidos se elevó a 12.799, en tanto que los infectados llegaron a 622.934 casos.

El Ministerio de Salud informó que son 3.213 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 59,8% en el país y del 66,1% en la Área Metropolitana Buenos Aires.

Hoy se registraron en la provincia de Buenos Aires 3.877 casos; en la Ciudad de Buenos Aires, 683; en Catamarca, 7; en Chaco, 132; en Chubut, 81; en Córdoba, 751; en Corrientes, 37; en Entre Ríos, 149; Jujuy, 295; en La Pampa, 13; en La Rioja, 86; en Mendoza, 673; en Misiones, 1; en Neuquén, 141; en Río Negro, 245; en Salta, 438; en San Juan, 1; en San Luis, 24; en Santa Cruz, 195; en Santa Fe, 1.137; en Santiago del Estero, 56; en Tierra del Fuego, 98; y en Tucumán 147.

Estrategias sanitarias

En este marco y a seis meses de iniciado el ASPO los especialistas proponen bajar el número de fallecimientos y contagios a partir de diferentes prácticas como los aislamientos estrictos pero localizados e intermitentes y el rastreo de contactos, además de las pruebas PCR para vigilancia en lugar de diagnóstico y sobre todo la responsabilidad individual.

«El aislamiento temprano y el haber aprovechado ese tiempo para fortalecer el sistema de salud que se encontraba muy deteriorado fueron dos aciertos clave de la estrategia sanitaria argentina», indicó a Télam el químico e investigador del Conicet Roberto Etchenique.

Medio año después de esta decisión, Argentina tiene alrededor de 274 muertos por coronavirus por millón de habitantes, una cifra inferior al resto de muchos países de América Latina como Perú (942 muertos por millón), Brasil (634), Chile (634), México (559) y Ecuador (623), entre otros.

También se encuentra lejos, hasta el momento, de países como España (650 muertos por millón), Reino Unido (614) y Estados Unidos (610).

«Argentina se encuentra bien en relación a muchos países de la región, pero vamos mal y podemos llegar a terminar peor si no se toman medidas urgentes para disminuir la circulación viral», señaló por su parte el investigador del Conicet Rodrigo Quiroga.

El ASPO también puso a prueba a las provincias, que con sus sistemas de alertas sanitarias, restricciones de actividades, controles de tránsito y ayuda del Gobierno central intentan sortear hoy en día la expansión de la enfermedad.

La situación en las provincias

En diálogo con las corresponsalías de Télam, autoridades de distintas provincias coincidieron en que «el virus llegó para quedarse» y advirtieron que debe generarse «un nuevo comportamiento social de responsabilidad individual» en el cuidado de la higiene, uso de mascarillas y evitar reuniones sociales.

Ante los diversos amparos presentados contra las restricciones a la circulación o al acceso a las provincias, la Corte Suprema de Justicia ordenó a Córdoba, Corrientes, Formosa, Salta y San Luis presentar sus explicaciones ante las demandas que cuestionan las medidas interprovinciales.

En Buenos Aires, el distrito con mayor cantidad de casos con 355 mil contagios y más de 7 mil fallecidos, el Gobierno provincial indicó que continuará con su sistema de fases, que permite la apertura de actividades según la situación epidemiológica en la que se encuentra cada uno de los 135 municipios.

La provincia presenta una particularidad en la zona del área metropolitana, donde unos 32 municipios concentran casi 13 de los 17 millones de habitantes, por lo que fue en esas comunas donde el aislamiento fue más estricto.

El gobernador Axel Kicillof reconoció que el sistema de fases «está funcionando bien, en el marco de una enfermedad que no conocemos y todos los días nos obliga a afrontar situaciones nuevas» y el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, dijo que «por primera vez hay condiciones para que empiecen a bajar los casos de coronavirus en el Amba».

Ahora la preocupación del Gobierno bonaerense está centrada en los distritos del interior de la provincia, varios de los cuales comienzan a registrar brotes.

Los especialistas advirtieron que «se está transitando una meseta en niveles muy altos» y que la «naturalización de la enfermedad no es positiva porque lleva a disminuir los cuidados».

También los profesionales y trabajadores de la salud vienen advirtiendo desde hace varias semanas sobre la escasez de personal para las áreas de cuidados críticos, destinadas casi en su totalidad a pacientes con coronavirus.

Los profesionales de la salud

A seis meses de la vigencia del ASPO, esta situación se ve profundizada por la creciente demanda, la falta de descanso y el fallecimiento de trabajadores de la Salud.

Según un relevamiento realizado por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) se registraron «32.300 contagios y 110 muertes por Covid-19 entre los trabajadores de la salud de todo el país».

Desde el 20 de marzo, día en que comenzó a regir el aislamiento, los trabajadores de la salud atravesaron «distintas etapas», afirmó Rodolfo Arrechea, coordinador nacional de Salud del gremio estatal.

Arrechea precisó que «al principio pedíamos elementos de protección personal porque no nos entregaban, después eso se reguló, pero nos mandaban insumos deficientes, que no servían».

«Una vez que conseguimos tener elementos de protección personal (EPP) de calidad, comenzó a hacerse evidente el cansancio físico y psíquico de los trabajadores, que además de tener suspendidas sus licencias y vacaciones, a veces ni pueden tomarse sus francos», puntualizó.

Panorama mundial

En el plano internacional, países como Rusia, Alemania e Irán informaron este sábado un alza en los casos de coronavirus, lo que simboliza el rebrote actual en distintas regiones del mundo, y mientras América se mantiene como el continente más afectado e India como el país con más positivos diarios, en África entra en fase 3 una investigación con medicina natural contra el virus.

Los casos globales de la Covid-19 superaron los 30,4 millones, tras una jornada en la que se alcanzó un nuevo récord de contagios con más de 316.000 en todo el planeta, y acumula 948.000 defunciones tras reportar más de 6.000 en las últimas 24 horas.

Además, desde el inicio de la pandemia en diciembre pasado en Wuhan, 22,4 millones pacientes se recuperaron y de los siete millones de casos activos actualmente, unos 61.000 se encuentran internados en estado crítico.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.