Diario Digital
Envianos tus Noticias

Nicolás del Caño: «Hay una idea falsa de que votar a Cristina sirve para frenar a Macri»

Candidato a diputado nacional del Frente de Izquierda en provincia de Buenos Aires.

Nicolás del Caño afirma que “los grandes grupos económicos no nos quieren en el Congreso”. Revelación electoral en Mendoza en 2013, donde logró una banca con 14%, quiere repetir como cabeza de lista de diputados del Frente de Izquierda por la Provincia. Pero se queja que “quiere generarse una idea de balotaje, que la elección es sólo de senadores”. Del Caño, 37 años, ex candidato presidencial en 2015, hace una “parada técnica” para la entrevista en el despacho de la diputada de su partido, Nathalia González Seligra. Después seguirá a Monte Grande, para una actividad de campaña típica de la izquierda, “un encuentro con trabajadores de Cresta Roja”. Pero asegura que con sus militantes también trajinan barrios y calles comerciales del conurbano, a la caza del voto independiente.

– ¿El mayor problema del país está vinculado al empleo?

– Hicimos un planteo de reducción de la jornada laboral sin afectar el salario. Para que se pueda generar más empleo. Macri dijo que se habían creado 20 mil puestos en la construcción por mes, eso es falso. Ni siquiera alcanzó los 4 mil, según el Indec. El empleo es importante y la cuestión educativa también, hay bajos salarios y presupuesto. La toma de escuelas en la Capital, en la Provincia generó una discusión, si se extiende esto de las pasantías para que en el último año haya que laburar gratis.

– Pero el Gobierno tiene un amplio apoyo. ¿Cómo explican la forma que se ha ido corriendo el mapa amarillo por el país?

– Hay que ver el resultado en octubre. Hay dos provincias donde gobierna Cambiemos, Mendoza y Jujuy, en las que retrocedieron con respecto a 2015. En la Provincia y en Capital hay mucho voto contra el kirchnerismo, por consenso negativo. Y hay una parte de engaño, de pensar que este ajuste era necesario, que había que hacerlo y que este gobierno tiene que mejorar a partir de ahora. El Gobierno posterga el aumento de las naftas y el tarifazo para después de octubre. Los que no apoyaron las políticas del macrismo fueron mayoría. La caída del salario es una realidad que se siente fuerte. El Gobierno no tiene un cheque en blanco, incluso entre quienes lo votan, para venir después con tarifazos, flexibilización laboral, políticas que le exigen los grandes grupos económicos.

– ¿Con quién disputan electorado en la Provincia?

– Hay una franja de votantes progresistas, de izquierda, que no superaron el piso proscriptivo del 1,5%, llamamos a estos compañeras al voto al FIT que es la fuerza que comparte muchas de sus ideas. Igual que sectores que votan a Unidad Ciudadana por una polarización, pero respetan a la izquierda.

– ¿Expresa Cristina oposición al rumbo económico?

– Es una fuerza de oposición. Pero el bloque de senadores, y el sector de Pichetto y el de Cristina son el mismo bloque, el que garantizó las leyes de Macri. Buscan una unificación de sectores que son los cómplices principales del Gobierno. Hay una idea falsa, que votar a UC sirve para frenar a Macri. Cuando se trata de una fuerza política aliada a dirigentes sindicales que ya negocian la reforma laboral, los del ajuste en Santa Cruz, intendentes del conurbano que tienen precarizados a sus empleados.

– ¿Por qué la izquierda no levanta más electoralmente?

– Venimos sosteniendo una votación importante. En las PASO un millón de votos, aumentamos respecto de 2015 y ahora podemos crecer. Tenemos una base de apoyo, a pesar de la polarización. Pero hay un ninguneo. Los grandes grupos económicos no nos quieren en el Congreso.

-¿Y qué dice de los trabajadores que votan a Cambiemos?

– Es peligrosa la idea que ha entrado en algunos sectores, que si laburás, no te preocupes porque vas a estar bien. Como en los 90, que muchos trabajadores agarraban retiros voluntarios y se ponían un kiosco o un remís. En Córdoba lo vimos en los 90, que se derrumbó la industria automotriz. La idea meritocrática nosotros la combatimos. No va a llevar al bienestar general. Negar una salida colectiva no es la solución. Se puede construir otro tipo de sociedad.

– ¿Cuál es su pronóstico sobre las elecciones?

Van a ser menos polarizadas que las PASO. Serán elecciones legislativas y para todas las categorías, no sólo senadores. ¿Porcentajes? No podemos confiar en las encuestas, unas nos dan buenos resultados, otras no tanto.

-¿A quien dedicaría un buen resultado?

-A toda la militancia que hace el esfuerzo para que podamos tener una voz en el Congreso.

-¿Qué le pide la gente en la calle?

Los temas que mas preocupan son la precarización laboral, la falta de empleo, el trabajo en negro, la superexplotación. Y los bajos salarios. El 70 por ciento de los asalariados ganan por debajo de la canasta familiar. La bronca y disconformidad con los tarifazos.

 

Fuente: Clarin

También podría Interesarte

Los comentarios están cerrados.