Diario Digital

LIGA SANTANDER | FC BARCELONA

Messi: “El clásico es especial, pero ahora el segundo es el Atlético”

El 10, galardonado otra vez con el premio ‘Pichichi’, apunta ya al pulso con el Madrid, pero recuerda la resistencia de los de Simeone: «Sería lindo despedir el año ganando y pasar unas Navidades felices».

En 2009, la Santísima Trinidad del fútbol argentino posó para las cámaras. Di Stéfano, Maradona y Messi, juntos por primera vez. Lejos del césped, arriba del escenario, La Saeta Rubia le entregó a La Pulga su primer Alfredo Di Stéfano, premio que lo elevaba como el mejor jugador de LaLiga 2008-2009. Todo en presencia de Maradona, entonces seleccionador de la Albiceleste. “Estoy más nervioso por estar al lado de estos dos que por el premio”, soltó un pipiolo Messi. Ocho años después, el 10 conquistó su quinto Alfredo Di Stéfano, un galardón que ha logrado más veces que nadie; lo sigue Cristiano, con cuatro.

“Es un premio muy especial. Fue muy agradable conocer a Alfredo”, subrayó el delantero azulgrana durante el acto de este lunes. Anda con las vitrinas abiertas Messi, que ante el Deportivo exhibió su Bota de Oro y hoy se llevó a Castelldefels, donde reside, el Trofeo Pichichi gracias a los 37 goles que firmó la temporada pasada. Fueron 37 dianas y una foto de póster. Messi le enseñó su dorsal 10 al Santiago Bernabéu tras firmar el agónico gol del triunfo ante el equipo de Zidane (2-3) cuando se apagaba el partido.

Este sábado el Barcelona vuelve a Chamartín. Ahora con Ernesto Valverde en el banquillo azulgrana, siempre con el rosarino como estandarte. Entonces el Barça, con Neymar suspendido, estaba encomendado a la zurda del argentino. Un contexto similar al actual, con el brasileño en París y su sustituto, Dembélé, en la enfermería. Tampoco cambió, en cualquier caso, la voracidad del 10, máximo goleador en LaLiga, ahora tan amigo de las redes como de los postes: suma 14 dianas y 14 disparos a la madera.“No lo puedo creer”, gritó La Pulga, tras chocar por tercera vez con el poste el domingo ante el Deportivo. “La próxima le van a entrar”, vaticinó su amigo Luis Suárez, después de la goleada frente al cuadro gallego.

Y la próxima para el 10 es Chamartín, su tierra fetiche. “Sería lindo despedir el año ganando y pasar unas Navidades felices”, deseó Messi, máximo goleador del clásico español con 23 tantos. El Barcelona viaja a Madrid con una ventaja de 11 puntos en LaLiga respecto al conjunto blanco, que aún tiene un partido pendiente ante el Leganés. “Ganar sería importante para nosotros. Es un partido especial. Si nos llevamos los tres puntos sacaríamos una ventaja importante”, sumó. “Pero”, advirtió; “el Atlético es el segundo ahora”. Los rojiblancos son actualmente los más inmediatos perseguidores del Barça; suman 36 puntos, a seis del liderato.

Durante la ceremonia, Iniesta también se aferró a la prudencia. “No hay media Liga en juego”, analizó el capitán del Barcelona, galardonado con el premio MVP de la selección española. “Para nosotros sí sería dar un paso más en la Liga, pero sabemos que es complicado. Tenemos la ilusión y ganas de hacer un gran partido, pero no se puede hablar de ligas sentenciadas en diciembre. Falta un mundo todavía y hay que seguir creciendo como equipo. Nuestro mayor reto es no bajarse del primer puesto. Con eso ya tenemos suficiente”, remató Iniesta.

También podría Interesarte

Los comentarios están cerrados.