Diario Digital
Envianos tus Noticias

Emergencia Alimentaria: El grano en el ojo del Ejecutivo Provincial

Matías Domínguez: “En Jujuy alimentar a los más desprotegidos no es prioridad del Gobierno”

La Ley de Emergencia Alimentaria que aprobó recientemente el Congreso de la Nación es una herramienta que tiene por objeto contener la desazón y el hambre que se registra en todo el país a raíz del aumento desenfrenado en los precios de los alimentos.

0

En ese marco, a nivel local, el concejal capitalino Matías Domínguez (PJ) señaló que la norma en cuestión prevé un aumento presupuestario para atender la primera necesidad las personas que están en situación crítica debidos las malas decisiones políticas del ejecutivo.

Al referirse a la emergencia alimentaria, Domínguez manifestó que es producto de la grave crisis social y económica que atraviesa el país, donde las familias no tienen un plato de comida en la mesa. En ese contexto, recordó que la emergencia alimentaria fue aplicada por el Decreto 108/2002, mediante el cual se creó el programa alimentario de emergencia destinado a la compra de alimentos para cubrir las necesidades básicas de la población con mayor vulnerabilidad social.

Sobre la norma sancionada por el Parlamento argentino, el edil justicialista explicó que “se trata de un instrumento que autoriza al Ejecutivo nacional a aumentar como mínimo el 50 por ciento de los créditos presupuestarios y destinar partidas a las provincias para atender la urgencia alimentaria”.

Siguiendo esta línea argumental, indicó que una vez transferidas las partidas, el gobierno provincial deberá garantizar la intangibilidad y el destino específico de esos fondos a los comedores, copa de leches, etc.

En ese marco, Domínguez abrió un interrogante en cuanto al dinero que destinará el gobierno de la provincia a los comedores por cada persona beneficiaria del servicio, atendiendo que el aporte actual es de $6.85 por cada plato de comida que recibe cada chico en Jujuy, siendo esta una suma irrisoria en el contexto actual.

Por otro lado, el concejal justicialista advirtió sobre la pésima gestión entre la administración provincial y lo proveedores de los comedores. “La situación es delicada porque la cadena de pagos se ha visto entorpecida, porque muchos proveedores llevan entre tres y seis meses sin cobrar, haciendo que la situación sea insostenible por el cambio permanente de precios y la inflación imperante”, subrayó.

Asimismo, refirió que otro problema es la falta de información sobre la cantidad de comedores que existen dentro del territorio provincial, debido a la inexistencia de un registro. En el caso de la capital jujeña la intendencia podría aportar información precisa sobre el número de instituciones que asisten con comida a los vecinos de la ciudad, porque esa será la única manera de eficientizar los recursos y garantizar que el beneficio.

“Apostamos a que se transparenten los datos en materia alimentaria y se trate urgente la angustiante situación de hambre que viven los jujeños, ya que el gobernador esquiva el problema tratando de taparlo con el plan Jujuy asiste y reactiva el cual ha demostrado que sirvió solamente para la campaña electoral del 9 de junio y fracaso en todo sentido”.

Por último expreso que el plan de contingencia fracasó y lamento la falta de quórum para tratar la emergencia alimentaria. Morales sigue sin dará conocer cuánto se va a destinar a los comedores de la capital y la provincia, concluyo.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.