Diario Digital
Envianos tus Noticias

Tras el último aumento

Los estacioneros aseguran que la nafta todavía debe aumentar otro 9%

Desde la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines consideran que el precio aún tiene un atraso respecto al tipo de cambio.

0

Después de que Axion y Shell oficializaran aumentos entre 5% y 7% en los últimos días de la semana -y a la espera de que YPF se sume con su 55% de participación de mercado– las estaciones de servicio explicaron que según lo compartido por las petroleras, el atraso en precios es tal que todavía queda un 9% adicional de aumento para lo que queda de 2018.

Desde la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Cecha), aseguraron que “con estas subas tenemos un atraso de 9%, dicen las petroleras, porque ellas quieren un equilibrio internacional que se llama import parity, que les permite importar y exportar al mismo precio”.

La recomposición de la brecha de 9% se sumaría a los 14 aumentos ya implementados en lo que va del año, que llevaron el precio de los combustibles un 75% por encima de lo que costaban en enero y es uno de los factores inflacionarios de mayor propagación en la cadena de productos al subir el costo de transporte.

El porcentaje al que hacen referencia desde las petroleras surge de los costos de extracción dolarizados junto con la cotización internacional del barril de petróleo, que se dispararon con la devaluación que en septiembre llegó a un pico acumulado de 116%. Desde entonces, explican desde el sector, las empresas vienen corriendo de atrás a la divisa para recomponer lo que aseguran son posiciones negativas en sus balances.

Sin embargo, los incrementos tienen sus consecuencias en el consumo de combustibles, que no tienen una demanda inmutable frente a cambios en precios. Los datos de despachos de Cecha para octubre relevaron una caída cercana al 7% respecto del año pasado, especialmente en los tipos especiales y tope de gama, las naftas premium, que registraron una baja en consumo del 27%.

En declaraciones a radio Mitre, el titular de Cecha, Gabriel Bornoroni, explicó que la suba no será en el futuro cercano, sino que la expectativa es que ese 9% se cubra en dos o tres meses. “Además, el 1º de diciembre aumentan los impuestos, suben 50 centavos por litro, eso ya está pactado por ley”, consignó Bornoroni, haciendo referencia al cambio en Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC), que se actualiza por inflación cada tres meses.

Medido en dólares, el litro de nafta en Argentina subió un 10% con las últimas subas, lo cual ubica al desembolso por consumidor argentino en estación de servicio entre los más altos de la región.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.