Diario Digital
Envianos tus Noticias

Suecia 1 - Alemania 2

La señal de la Kroos

Cuando parecía que el Mundial se le venía abajo, Alemania respiró por un remate tremendo de Toni Kroos, que pasó de villano a héroe gracias a ese 2-1 ante Suecia. Así, el actual campeón del mundo respira y depende de sí mismo para llegar a octavos.

0

Fue un trompazo al mentón, un Kroos de derecha. Alemania le ganó por nocaut a Suecia en el último round, en el último aliento de un partido entretenido y emocionante. Justo en ese instante en el que la gran mayoría del pueblo futboero lo daba afuera de Rusia pensando en lo que podía llegar a pasar en la última fecha del Grupo F, los de Löw aparecieron y pusieron la cara. Sí, mientras el resto imaginaba y se regodeaba con el 1-1, el actual campeón del mundo siguió con la cabeza en el partido aun con un hombre menos en cancha. Y con esa frialdad que los caracteriza -y que hasta ahora parecía perdida- se llevó tres puntos que le cambiaron completamente la ecuación: ahora depende de sí mismo para pasar a octavos de final. Porque como dijo el inglés Gary Lineker, «el fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y en el que siempre gana Alemania…».

La del conjunto teutón fue, tal vez, la imagen más parecida de lo que conocíamos, al menos hasta antes de este Mundial: un equipo protagonista, que se apoderó de la pelota y utilizó a sus laterales para progresar en el campo y llegar al área de Suecia con no menos de cinco jugadores. Pero claro, a esta Alemania le falta algo que antes tenía: solidez. Porque en esa búsqueda voraz, potenciada tras la derrota en el debut frente a México, la parte defensiva quedó expuesta.

Lo cierto es que Alemania no se desesperó y se mantuvo siempre en partido, sosteniendo esa idea con un 4-2-3-1 que se desdoblaba constantemente y que poblaba el ártea de un Olsen segurísimo. Incluso Löw cambió el referente del ataque, al mandar a Gómez a la cancha y pasar a Werner al extremo izquierdo. Y mal no le fue… Porque el 9, sacrificado por el equipo, desniveló siempre por la banda y hasta tiró el centro que Reus cambió por el empate al inicio del ST. ¿Algo más? Sí, fue al delantero del Leipzig que le hicieron la falta que derivó en ese tiro libre bárbaro de Kroos, que pasó de ser villano a héroe.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.