Diario Digital
Envianos tus Noticias

Banderazo

La Bombonera, colapsada: una multitud fue a ver el entrenamiento de Boca

A dos días de la revancha contra River en el Monumental, los futbolistas practicaron en su estadio ante su gente. Cerca de 50.000 personas viajaron al Alberto J Armando para apoyar al “Xeneize”.

0

A 48 horas de uno de los partidos más importantes de la historia de Boca, los hinchas tuvieron la oportunidad de estar cerca de los futbolistas en un entrenamiento a puertas abiertas en la Bombonera. Desde las 15, las autoridades del club abrieron las puertas del Alberto J. Armando y más de 50.000 personas ingresaron al Templo.

La iniciativa impulsada por Daniel Angelici tuvo como principal objetivo contar con el apoyo masivo de los hinchas, para que el elenco de Guillermo Barros Schelotto tenga una motivación adicional para el desquite de la Superfinal en Núñez.

A menos de una hora de la puesta en escena, las instalaciones ya estaban desbordadas. Los fanáticos que no querían perderse la práctica del Mellizo esquivaban los escasos métodos de seguridad, ya sea saltando o eludiendo las vallas que estaban para controlar los accesos.

Uno de los jugadores más ovacionados fue Darío Benedetto, el delantero que regresó después de la lesión con dos goles frente al Palmeiras y también festejó en el primer cruce de la Superfinal ante River. También tuvieron sus respectivos reconocimientos Guillermo Barros Schelotto, Rossi y Pablo Pérez.

A través de las redes sociales, en vísperas del duelo ante el Millonario en el Monumental, Boca promovió el hashtag #JugamosTodos y la concurrencia de sus simpatizantes al estadio para una práctica junto al plantel es un motivo más.

Las puertas de la cancha se abrieron a las 15 y los ingresos se dieron por las calles Brandsen e Irala y por Palos y Espinoza. Como los miembros del plantel recién salieron al campo de juego a las 18, cerca de las 17 los organizadores cerraron las puertas porque el estadio estaba repleto. Naturalmente, el pedido de disculpas hacia los hinchas que no lograron entrar al estadio llegó de manera inmediata.

El trabajo con pelota pasó rápidamente al olvido cuando los protagonistas se acercaron a las tribunas para sentir el calor de los hinchas. Jugadores, jugadores, no se lo decimos más, la Copa Libertadores de La Bona no se va, fue una de las canciones que eligió el público para despedir a los futbolistas, seguido del tradicional En la cancha de River vamos a ganar, y la vuelta vamos a dar…

Tras el evento, la comitiva azul y oro quedó concentrada y el viernes el equipo se entrenará por última vez antes del cotejo del sábado.

“La Final la jugamos todos. Los 11 jugadores que salgan a la cancha, el cuerpo técnico y los suplentes desde el banco, el barrio de La Boca completo y millones de hinchas desde sus casas a través de la TV y de las redes sociales. Por eso mismo, como la final la jugamos todos, por esta semana las redes sociales de Boca se abren para el aliento y apoyo de los hinchas” es el mensaje que se promueve desde el club.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.