Diario Digital
Envianos tus Noticias

ARA San Juan

La Armada de Estados Unidos pidió 44 chalecos salvavidas: «Si no creyeran que están con vida no lo harían»

Lo gestionó a través de la Armada Argentina y fueron donados por Defensa Civil y el Club Náutico Kilómetro 3 de Comodoro Rivadavia

Las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos le solicitaron al Gobierno argentino 44 chalecos salvavidas y ropa de abrigo para el traslado hacia la zona de búsqueda del submarino ARA San Juan.

Estos elementos, gestionados a través del municipio de Comodoro Rivadavia por Defensa Civil y el Náutico Kilómetro 3, ya fueron cargados en el buque remolcador Sophie Siem, el mismo que debe transportar el mini submarino hacia el golfo de San Jorge.

«Si no creyeran que están con vida no los pedirían», señaló el director de Defensa Civil, Walter Flores, en diálogo con Infobae y otros medios que cubren los trabajos en el puerto de Comodoro Rivadavia.

Si bien reconoció que aún no han encontrado el submarino, Flores aclaró que «están convencidos de que los van a rescatar y esas cosas motivan».

Por otro lado, durante la tarde de este viernes zarpó el buque «Puerto Argentino», de la Armada nacional, hacia la misma zona, con equipamiento de rastreo submarino u una tripulación de 40 personas.

En tanto, y por primera vez desde que comenzó el operativo, se acercó al puerto la jueza federal Eva Parcio de Seleme para recorrer los puestos de trabajo de los marines norteamericanos. Fue una visita de carácter informal porque es la magistrada de Caleta Olivia , Marta Yañez, quién está a cargo de la investigación.

Para la noche se aguarda la llegada del equipo ruso de rescate en el avión Antónov An-124 que partió desde San Petersburgo. Esta aeronave, una de las más grandes del mundo, también transporta el vehículo sumergible teledirigido Pantera Plus, un vehículo no tripulado capaz de operar a una profundidad máxima de 1.000 metros y dotado de un sonar que escanea el fondo del mar.

 

 

Fuente: Infobae

También podría Interesarte

Los comentarios están cerrados.