Diario Digital

Mundo

Inédita Pascua por la pandemia, con desbordes y dolor en EE.UU. y alivio en Italia

El planeta vivió un domingo de Pascua inédito, simbolizado en la imagen del papa Francisco rezando en una Basílica de San Pedro vacía, que trajo buenas noticias en cuanto a la baja significativa de muertes en Italia, con el premier británico saliendo de alta y Nueva York desbordada, muy cerca de los 10.000 fallecidos solo en ese estado.

0

El estado de Nueva York registraba hoy un total de 9.385 muertes a consecuencia del coronavirus, al prolongarse una jornada más la tasa de mortalidad de más de 700 víctimas al día que ha venido registrando toda la semana.

Según anunció el gobernador de la región, Andrew Cuomo, en las últimas 24 horas murieron otras 758 personas a causa de la pandemia, una cifra que describió como «trágica».

En medio de una curva de contagios que no para de crecer a nivel nacional, el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno federal y uno de los hombres que acompaña todas las conferencias de prensa del presidente Donald Trump sobre el tema, Anthony Fauci, reconoció que la situación habría sido menos grave si las autoridades hubiesen recomendado el distanciamiento social antes.

La gravedad de la situación en Estados Unidos contrastó con los datos alentadores conocidos en Italia, donde las 431 personas que murieron en las últimas 24 horas representan -a pesar de la enormidad de la cifra- el registro más bajo desde el pasado 19 de marzo.

«Hoy anunciamos la muerte de 431 personas en las últimas 24 horas», dijo el titular de la Protección Civil, Angelo Borrelli, por lo que las víctimas totales desde el inicio de la pandemia llegaron a 19.899.

El Reino Unido tuvo, en cambio, una jornada con buenas y malas porque el primer ministro Boris Johnson salió de alta tras haber permanecido internado con serio riesgo de vida una semana por coronavirus en el hospital St Thomas, pero al mismo tiempo el país superó la barrera de 10.000 muertes por la pandemia, aunque con una ligera baja respecto del conteo anterior.

«El primer ministro fue dado de alta del hospital y continuará su recuperación en Chequers (residencia de campo del jefe de gobierno británico); por recomendación de su equipo médico, el primer ministro no volverá de inmediato al trabajo y desea agradecer a todos en St Thomas por el increíble cuidado que recibió», aseguró el vocero del gobierno, citado por el diario The Guardian.

Mientras Johnson continúe su recuperación, el gobierno seguirá en manos del canciller Dominic Raab, quien en su primera semana en funciones ya anunció que el confinamiento general obligatorio continuará más allá de las tres semanas anunciadas inicialmente.

Johnson fue diagnosticado en marzo, pero su cuadro recién empeoró hace una semana.

En tanto, el presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, confirmó que el proceso de «desescalada» del actual confinamiento al que está sometida la población española comenzará de forma «progresiva y cautelosa» dentro de dos semanas.

«Si nuestro sistema de salud recupera tono, avanzaremos en las medidas», prometió el jefe del gobierno de coalición refiriéndose a la desescalada, en medio de advertencias desde los ámbitos político y científico de que puede estar cometiendo un error al flexibilizar ya a partir del lunes el confinamiento total que rige desde el 30 de marzo.

Tras tres días consecutivos a la baja, España registró hoy un repunte en la cifra diaria de muertes: 619, 109 más que las de la jornada previa.

La pandemia, no obstante, sigue retrocediendo, tras producirse una nueva baja en el número de contagios, 4.167 en las últimas 24 horas, que elevó el total de infectados a 166.019

El Ministerio de Salud argentino, a su vez, confirmó esta mañana un nuevo fallecimiento por coronavirus, una mujer de 65 años residente en la provincia de Buenos Aires, con lo que asciende a 90 el número de muertes en el país.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, destacó como dato positivo que la cantidad de personas en terapia intensiva, 83 pacientes, «continúa estable», y también confirmó que hay cinco casos de coronavirus en «nuestras islas Malvinas».

En la región, Ecuador sigue presentando altas cifras, con 333 muertos y 7.466 casos confirmados (209 en las últimas 24 horas), con más de 70% de los casos localizados en la provincia de Guayas y su capital, Guayaquil.

El vicepresidente Otto Sonnenholzner afirmó que lo que sucede en Guayaquil, donde hasta se denunció la acumulación de cadáveres sin sepultar, es «una lamentable excepción» dentro del manejo de la pandemia que se realiza en el país.

Brasil, donde la gestión del presidente Jair Bolsonaro para enfrentar a la crisis sigue provocando una amplia polémica con la oposición y los gobernadores estaduales, superó hoy los 20.000 casos confirmados con un total de 1.144 muertes, según datos de la Universidad de Johns Hopkins.

En su bendición «Urbi et Orbi» en una Basílica de San Pedro vacía, el papa Francisco pidió al mundo una condonación de la deuda a los países pobres y que se «relajen las sanciones internacionales» contra las naciones más afectadas por la pandemia.

En su mensaje, Jorge Bergoglio recordó a quienes viven «un tiempo de preocupación por el futuro que se presenta incierto, por el trabajo que corre el riesgo de perderse y por las demás consecuencias que la crisis actual trae consigo».

El número de contagios de coronavirus registrado en África se encuentra en los 13.676, según el último balance actualizado por los Centros Africanos para la Prevención y Control de Enfermedades, y un total de 744 personas murieron en todo el continente desde la declaración de la pandemia que ya afectó a 52 de los 54 países del continente.

Los conflictos sociales previos en muchos de los países del continente y la general falta de condiciones sanitarias y enfermedades preexistentes hacen que un brote de Covid-19 convulsione aún más las tensiones internas en los países.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.