Diario Digital
Envianos tus Noticias

Incertidumbre

Helen Keller: “Solo acatamos directivas de autoridades superiores”

Fueron las palabras de Blanca Avellaneda, Supervisora de Educación Especial, quien además aseguró que se desconocen los planos de obras.

0

La supervisora de Educación Especial, Blanca Avellaneda, en diálogo con Radio Universidad, hizo referencia a la situación es que se ha tomado una decisión ministerial respecto a compartir el espacio con la Escuela “Tito Guerra”, es una decisión que supera al Equipo Directivo y a Supervisión, porque es una resolución emanada de la superioridad, porque cómo se toma y con qué criterio se toma, digamos son situaciones que hoy todavía no lo tenemos en claro, pero si sabemos y yo les puedo asegurar que el Equipo Directivo hizo presentaciones respecto a la necesidad de preservar de los chicos con discapacidad, era la posibilidad de convivencia entre personas que tienen una cultura y un estilo de trabajo distinta a la que se tiene dentro de la institución escolar.

En este sentido resaltó que “el Estado ha preservado y dijo que van a continuar todos los servicios establecidos en la escuela”.

“Estamos en el inicio de una etapa, que vamos a hablar con el Equipo Directivo y las autoridades cómo es el devenir, de ninguna manera se va a violentar el servicio que se brinda desde la escuela”.
Consultada por la falta de docentes, apertura de talleres para los alumnos de la institución, y sobre las modificaciones de infraestructura edilicia en lo que sería el segundo piso, Avellaneda manifestó que “sobre cómo es la organización en el segundo piso, aún no lo sabemos”, detalló.

“Que los chicos no estén en la institución forma parte del principio y proceso de inclusión, te puedo nombrar como supervisora el caso de la Escuela “Juan Pablo II” de Palpalá, donde asisten solo 20 alumnos, porque el resto está incluído, la Escuela Especial N°12 “Guillermo Snopek” también ha bajado su matrícula”.

En cuanto a la cantidad de alumnos de la “Helen Keller”, la supervisora afirmó que “son 24 niños en sede y 10 alumnos de la secundaria que reciben el servicio del almuerzo y otros servicios. Nuestra organización es totalmente diferente a la de una escuela común.
Por otra parte la supervisora aclaró que tenían conocimiento que “no habría convivencia entre las comunidades de ambas escuelas”, ya que “habría un cerramiento entre lo que sería la “Helen Keller” y la “Tito Guerra”.

En este sentido hizo saber que como supervisora desconoce cómo es el proyecto edilicio que se pretende implementar en el edificio escolar, porque no nos han sido presentado los planos.
“Como supervisora tengo que aclarar que solo acato disposiciones superiores”

Consultada sobre el terreno en el que se construyó la escuela y que el mismo resultara de una donación exclusiva para la comunidad sorda-hipoacúsica, Avellaneda confirmó que “el terreno fue donado por la familia Calsina para la escuela especial”.

Por último recalcó que desde su lugar “vamos a seguir trabando en una conciliación, lejos está como directivos querer lesionar los derechos, pero hay disposiciones de la Ministra de Educación que debemos cumplir.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.