Diario Digital
Envianos tus Noticias

Destacado

Fe y devoción por San Expedito en Argentina, el santo de las causas urgentes

Miles de fieles peregrinaron hasta el santuario de Nuestra Señora de Balvanera para venerarlo.

0

Miles de devotos visitaron ayer los templos donde se venera a San Expedito, pero sobre todo en Balvanera, a cuyo santuario acudieron unos 250.000 fieles para pedirle y agradecerle al santo patrono de las causas imposibles y urgentes. Tamaña convocatoria hizo que el tránsito en la zona de Once fuera un caos por la gran cantidad de fieles que se llegaron a la Parroquia Nuestra Señora de Balvanera.

“Es muy difícil estimar la cantidad de fieles. El año pasado fueron 250.000, será un número igual o algo más”, dijo el sacerdote Juan Ignacio Alonso, vicario parroquial de Nuestra Señora de Balvanera, donde se venera la imagen religiosa.

El sacerdote consideró que esta “explosión” de piedad popular a San Expedito es producto de “las necesidades impresionantes de la gente, tanto materiales como espirituales, pero sobre todo por el apuro por obtener aquello que se pide ahora, ya, en forma urgente”.

La manifestación de fe obligó a cortar el tránsito en las inmediaciones del templo de Bartolomé Mitre, entre Larrea y Azcuénaga, donde grupos de fieles pasaron la noche en la calle hasta el inicio de la fiesta religiosa.

Roberto, de San Martín, aseguró que él mismo pudo constatar el crecimiento de la devoción a este santo: “El año pasado llegué a las 11 (a las 23) para esperar la apertura del templo. Este año llegué a la misma hora y estaba casi dos cuadras más atrás en la cola”, dijo, según la agencia DyN.

La celebración, con el lema “San Expedito ayúdanos a ser testigos de Cristo”, comenzó a la hora cero con la apertura del santuario y la bendición de los peregrinos a cargo, del obispo auxiliar de Buenos Aires, Vicente Bokalic Iglic. A lo largo de la fila, la gente esperó con paciencia poder acercarse hasta la imagen del santo y dio testimonio de por qué San Expedito despierta la fe popular, pese a ser una devoción que comenzó a difundirse a partir de 2004, sobre todo en el ambiente artístico.

Un milagro
“Es muy milagroso”, dijo Beatriz, una mujer que viajó desde Paysandú, Uruguay, para agradecerle al santo de las causas justas y urgentes.

En tanto, otra mujer, de nombre Ailyn, agregó: “Estuve operada y San Expedito me ayudó un montón”.

A partir de las 6 hubo bendiciones cada hora y misas por la paz y la justicia, el trabajo, la vida y por la salud de los enfermos, entre otras intenciones.

En tanto, la misa central fue presidida al mediodía por otro obispo auxiliar porteño, Enrique Eguía Seguí, quien pidió junto a los peregrinos por “las causas justas y urgentes”, en particular referidas a asuntos legales y familiares.

El momento culminante de la jornada fue alrededor de las 17, cuando la imagen de San Expedito fue sacada en procesión por las calles del barrio porteño de Balvanera, encabezada por el párroco del lugar, sacerdote Juan Carlos Ares, y acompañada por la Fanfarria del Regimiento N° 1 Patricios. La demostración de fe popular se repitió en unos veinte templos del país donde hay imágenes de San Expedito.

 

Fuente: La Nación

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.