Diario Digital
Envianos tus Noticias

Por Manuel Choque Corbacho (Historia en Movimiento)

“El pueblo tiene derecho a estudiar”

Pero decimos ¡algo hay que hacer, porque si no van a cerrar la universidad!

0

La tarde estaba comenzando su final, de a poco y tímidamente empezaron a congregarse en la plaza central de la ciudad un grupo de seres de distintos lugares. Estos seres empezaron a mudar su piel empolvada heredada de la desidia de los poderosos, y la cambiaban por otra, está a diferencia de la primera, no fue una herencia, sino que creció de la voluntad de “hacerse a uno mismo”.

La atmosfera cambió, esa pesadez invisible del silencio popular desapareció, mientras que el olor y el grito de la “conciencia que despierta” comenzaba a renacer. Esos seres percibieron que su memoria colectiva se activaba, y en ese encuentro con el “otro” se dieron cuenta, que eran humanos.

Los sujetos amorfos y dormidos ahora eran estudiantes, docentes y trabajadores. Entre el mate, la timidez y uno que otro cigarrillo el “yo” que cada quien llevaba encima cuando salió de su casa, se convirtió en un “nosotros”. Las carteleras, afiches, banderas y pancartas adornaron la plaza, y un espíritu alegría y satisfacción fue el calmante a las preocupaciones.

Como soldado a la orden de su capitán, estos nuevos sujetos: estudiantes, docentes y trabajadores se ordenaron a lo largo de la calle San Martin, sin líder, pero con mucho ánimo y voluntad, nos enfilamos y levantamos nuestras consignas en alto. Esta peregrinación acompañada de redoblantes, cantos y bombos sobre calles de varios “próceres” ratificaba el heroísmo colectivo de quienes hacen patria todos los días: el pueblo.

¿Qué nos llevó a convertirnos en: estudiantes, docentes y trabajadores? ¿Qué hacíamos en la calle el día de ayer? ¿Qué sucedió para que más de 300 conciencias ayer se manifestaran en la ciudad?

Diego, una de esas conciencias manifestaba lo siguiente:
“Si hablamos de Cambiemos como proyecto político, hablamos de la destrucción de la educación pública y la quita de derecho a estudiantes y al pueblo, el avasallamiento de las condiciones de los trabajadores, de los docentes universitarios.

Las políticas económicas del gobierno, son políticas que van en contra del pueblo. Políticas de ajuste, de caída del salario y del consumo, baja de la calidad de vida de la población. El gobierno de Mauricio Macri vino a hacer un plan de negocios para él y sus amigos. Eso lo sabemos desde un principio. Este gobierno con las políticas de ajustes profundiza el ahogo financiero, que lleva a la paralización total en las universidades. No solamente porque los docentes hacemos paros, sino también porque peligra el funcionamiento de la universidad.

Estas políticas están cercenando derechos, con los tarifazos, la inflación. El poder adquisitivo no nos da para seguir viviendo, no se llega a fin de mes. Hoy fue una marcha en defensa de la educación pública. Lo que hay que dejar en claro es que la educación universitaria publica es un derecho y es un bien. Y defenderla es para aquel hombre de bien que quiere vivir en una sociedad digna y justa”.

Liliana por otro lado, expresaba:
“Lo que está sucediendo es que el gobierno en el marco de los acuerdos con el FMI, está intentando como lo han hecho los proyectos neoliberales: liquidar la universidad pública.

Los recortes vienen desde el primer día que asumieron. Pero este, año en particular desde el punto de vista salarial hemos tenido varios meses sin paritarias y ahora nos hacen una oferta que ni siquiera llega al 11%. Lo cual es una burla frente a una perspectiva inflacionaria del 30%.

Además de eso el Poder Ejecutivo recortó el 27% del presupuesto operativo de las universidades nacionales. Lo que se usa para becas, comedores para conectividad a internet, para bibliotecas y laboratorios, para bancos e infraestructuras. A eso hay que sumarle que los estudiantes nuestra universidad el 90% son primera generación de estudiantes universitarios. Muchos son hijas e hijos de empleados públicos de un gobierno provincial que tampoco está dando respuesta salarial de las demandas de sus trabajadores y trabajadoras.

Es muy probable que la UNJu en septiembre va a tener que cerrar porque no va tener con que pagar la luz. Estamos en una situación muy crítica y todas las universidades nacionales, en todas las federaciones estamos reiterando estas medidas de no inicio de clases, tratando de que la comunidad entienda el conflicto, tratando de acordad con los estudiantes, como vamos a recuperar contenidos y no perjudicarlos a futuro. Pero decimos ¡algo hay que hacer, porque si no van a cerrar la universidad! Es por ello que tenemos hoy esta marcha que va a desarrollarse por el centro de la ciudad junto a otros gremios hermanos, y trabajadoras/es de otros sectores”.

Y así paso, estos nuevos sujetos: estudiantes, docentes y trabajadores, todos juntos y por una misma causa: “EL PUEBLO TIENE DERECHO A ESTUDIAR”, se quitaron el atavío de lo cómodo de la inferencia y se vistieron de pueblo, y como tal, su forma natural de pervivencia, resistieron.

Hubo quienes nos miraban extrañados, eran de los indiferentes, pero en vez de manifestar indignación porque cortamos las calles (algo que es común esperar), en sus ojos se percibía la reflexión. También hubo quien aplaudió y nos animó.

Quizás lo peor aún no llego, y tampoco los pesares hayan terminado. Pero lo que sí es seguro, es que ayer quienes se despertaron no van a volver a dormir. Y la voluntad de decidir el futuro propio ya no depende de quienes desean que durmamos. Es tiempo que, como pueblo, nos hagamos a nosotros mismos.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.