Diario Digital
Envianos tus Noticias

El Sumo Pontífice y su relación con la Argentina

El papa Francisco y un posible viaje a la Argentina: «Veremos si puedo ir pronto»

Se lo dijo a una periodista durante el vuelo que lo trasladó desde Roma a Rabat para iniciar una visita de dos días a Marruecos.

0

«Veremos si puedo ir pronto», fueron las palabras que pronunció el Sumo Pontífice ante un comentario de la periodista argentina Inés San Martín. «Le dije al Papa que a mi madre, que odia volar, le gustaría que visitara Argentina», relató en su cuenta de Twitter la cronista del sitio Crux.

El intercambio se registró durante el vuelo que este sábado llevó al Papa desde Roma a Rabat para iniciar una visita de dos días a Marruecos.

A inicios de mes, los obispos argentinos saludaron al pontífice por el sexto aniversario de su elección y anunciaron que le renovarán una invitación al país durante la visita ‘ad limina’ que harán al Vaticano en mayo.

Durante el saludo informal con periodistas de lengua española a bordo del avión, el pontífice planteó además que le «gustaría» ir a España, otro de los países que aún no visitó desde que fue elegido como el Papa número 266 de la Iglesia católica, el 13 de marzo de 2013.

Este año, Jorge Bergoglio ya visitó Panamá, Emiratos Árabes Unidos y Marruecos, y tiene confirmados viajes a Bulgaria, Macedonia y Rumania (mayo) y a Madagascar, Mozambique y Mauricio (septiembre).

Esta semana, en una entrevista con Télam, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), el obispo de San Isidro Oscar Ojea, remarcó que la Iglesia tiene «deseos» de que el papa Francisco «visite la Argentina» pero aclaró que esa «es una decisión de él».

En ese marco, Ojea confirmó que en la próxima visita que la totalidad de los obispos realizará al Vaticano entre el 28 de abril y 18 de mayo -en el marco de la tradicional visita ‘ad limina’- se le transmitirá a Francisco «el deseo de que visite la Argentina».

En un mensaje difundido con motivo del sexto aniversario de la elección del papa Francisco -el 13 de marzo- los obispos habían anticipado que durante la visita al Vaticano le propondrán que «no se prive de la alegría» de visitar su país natal, frase que despertó algunas expectativas y versiones sobre un posible viaje para 2020.

«Solo fue una expresión de deseo. Es natural que le digamos que tenemos el deseo de que venga. Pero lejos está de ser una invitación formal o una presión. Sería ridículo pensar que lo podemos presionar al Papa para que venga», aclaró Ojea en diálogo con Télam.

El prelado aclaró que un posible viaje para el año 2020, cuando pasen las elecciones, «es una decisión de él, que toma sus determinaciones consultando con la Secretaría de Estado y con una visión personal».

«Seremos respetuosos de la decisión que tome», agregó. Y señaló: «Tenemos que dejar de escamotear el magisterio de Francisco, no reducir el tema papal a si sonrió o no, si regaló un rosario o no, si va a venir a o no. A los argentinos, en general, nos cuesta al Papa dejarlo ser Papa, queremos que siga siendo un argentino más».

«Siempre lo queremos meter al Papa en todas las brechas y problemas», concluyó el obispo.

Tras la renuncia de Benedicto XVI en 2013, Bergoglio asumió como el primer papa americano de loa Iglesia católica. Y desde ese momento ha visitado la mayoría de los países de América latina. Ya estuvo en Ecuador, Chile, Perú, Bolivia, Paraguay, Brasil, Colombia, Cuba y México.

Aunque Francisco decida venir a la Argentina «pronto», como acaba de declarar ante los periodistas que lo acompañaban en el vuelo hacia Rabat, Marruecos, seguirá siendo el único pontífice de los últimos 51 años que no visitó su tierra natal en el primer año de su mandato.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.