Diario Digital

Causa por “las bombachas”

El día “D” en el juicio contra Milagro Sala: el próximo jueves será la etapa de alegatos

En la fecha quedó clausurada la etapa de la recepción de testimoniales. El debate continuará el 7 de diciembre a las 11.

Con la declaración de ocho testigos, quedó clausurada hoy la etapa de recepción de testimonios en el juicio oral y público, popularmente conocido como el “juicio de las bombachas”, que se le sigue en el Tribunal N° 2 de la Cámara del Crimen a la líder de la Organización Social Tupac Amaru, Milagro Sala, por el supuesto delito de amenazas contra el personal policial de la Seccional 56 del Barrio Alto Comedero, hecho que habría acaecido el 13 de octubre de 2014.
Entre los asistentes al debate, estuvo el exjefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Aníbal Ibarra, y el diputado provincial tupaquero Juan Manuel Esquivel, quienes se sentaron junto al esposo de Milagro Sala, Pedro Raúl Noro.
El Tribunal integrado por los jueces Antonio LLermanos –presidente de trámite-, Luís Ernesto Kamada, y Mario Ramón Puig –habilitado-, resolvió que los alegatos de la fiscalía, la querella y la defensa técnica de la encartada, se producirán el próximo jueves a las 11; cumplida esa etapa se conocerá el fallo.
Los abogados que patrocinan a Sala solicitaron al Tribunal que permita que los alegatos “sean abiertos a la prensa y televisados”, cuestión que deberán resolver los magistrados.

La audiencia
Poco después de las 9 ingresó al recinto Milagro Sala con una fuerte custodia del Servicio Penitenciario, tras lo cual, dirigiéndose a los periodistas, expresó a viva voz su disconformidad con las políticas públicas que lleva adelante el gobierno. Asimismo se volvió a quejar del proceso judicial que se le sigue, calificándolo como una “payasada”.
Inmediatamente después ingresó el Tribunal, ante quien reiteró sus quejas y le pidió que la devuelvan al Penal, porque considera que ya está “condenada”.
“Terminemos con esta payasada, quiero volver al Penal, y que ahí me notifiquen de la sentencia”, insistió.

Los testigos
En la fecha testificaron el abogado Alberto Bellido, Pablo Alejandro Llampa (policía), Rubén Eduardo Vázquez (policía), Marcelo Ramón Salazar (policía), Liliana Soledad Canchi (ama de casa), Jorge Orlando Velázquez (policía), María Belén Vargas (hija de la damnificada por la sustracción de las prendas de vestir) y María Eugenia Molina (damnificada).
La mayoría de los testigos no aportaron mayores detalles a los ya conocidos de la causa.
Cabe recordar que el Ministerio Público Fiscal es ejercido por Darío Osinaga Gallacher, en tanto que el abogado Ricardo José Arese Ottaviano actúa como querellante en representación de la comisario Ángela Cabero. La secretaría del Tribunal está a cargo de Adriana Fernández.
En tanto la defensa técnica de Milagro Sala es ejercida por los letrados Luís Hernán Paz, Elizabeth Victoria Gómez Alcorta, Marcos Aldazábal, y Paula Álvarez Carrera.

Los hechos
De acuerdo a la requisitoria fiscal de elevación de la causa a juicio, se trata de dos hechos supuestamente cometidos por Sala, quien habría amenazado telefónicamente a personal de la policía provincial, pertenecientes a la Comisaría Seccional 56 de Alto Comedero, el 13 de octubre de 2014.
El primero habría ocurrido a las 22.30 horas aproximadamente, en circunstancias en que el Oficial Principal, Rubén Eduardo Vásquez, que se desempeñaba como Oficial de Servicio, se encontraba recibiendo una denuncia a una mujer.

En esa circunstancia, se presentó el abogado Alberto Bellido refiriéndole que la diputada Milagro Sala deseaba comunicarse con él, y al momento de atender el teléfono móvil que le acerco el letrado, e identificarse como el Oficial de Servicio, la mencionada persona, cuya voz reconoció como la de Milagro Sala, le exigió en forma autoritaria que le restituyera a una mujer, de apellido Vargas, todas las prendas y calzados secuestrados.

Pese a que se le explicara que desde la Fiscalía de turno, no se había dispuesto ninguna medida en cuanto a los secuestros, Sala comenzó a insultar, manifestando que “las bombachas puede quedársela para usted, su jefa, su mujer y todo el personal de la comisaría porque son una manga de maricones” y que “van a tener noticias porque voy a poner una bomba y voy hacer volar a todos”.

Sala continuó con los insultos, a los que sin responder, el oficial Vásquez procedió a devolver el teléfono móvil al Dr. Bellido, y le manifestó que escuchara él mismo los insultos e improperios de Sala, solicitándole que se retirara, y que esperara en la guardia para ser atendido cuando le llegara su turno.

Posteriormente, el mencionado abogado se retiró de la dependencia policial.
El segundo hecho habría sucedido a horas 22.50 aproximadamente, cuando la Jefa de la Comisaría Seccional Nº 56, Comisario Ángela Silvina Cabero recibió un llamado de un teléfono móvil a su teléfono particular móvil, donde al atender escuchó la voz de un hombre quien le manifestó que esperara un momento que le hablarían.

Instantes después escuchó la voz de una mujer y al preguntarle su identificación le respondió “soy la diputada Milagro Sala” y seguidamente comenzó a vociferarle que el personal de su Comisaría eran unos incompetentes, que no querían entregar las ropas, y que el oficial a cargo “ha dejado ir a la chorra”.

La Comisario Cabero le pidió que le explicara bien lo que quería decir porque no entendía lo que sucedía, manifestándole que es la Fiscalía la que tiene la facultad de disponer la libertad de las personas, así como los secuestros ordenados.

Fue allí que Milagro Sala comenzó a insultarla diciéndole “pasa que ustedes son una manga de incompetentes, cuando les ponga yo una bomba me van a conocer a mí, los voy a hacer volar a la mierda, ya me van a conocer”.

Al advertir que la mujer mencionada continuaba profiriendo insultos hacia el personal policial, y no dejándole explicar los procedimientos legales, la Comisario Cabero cortó la comunicación.

 

También podría Interesarte

Los comentarios están cerrados.