Diario Digital
Envianos tus Noticias

Venta del Ingenio

“Desmanejos e improlijidades es lo que queda de la adjudicación del Ingenio La Esperanza”

El Senador Nacional Guillermo Snopek se refirió de esta manera al proceso que termina con la adjudicación a manos privadas del Ingenio La Esperanza.

0

El proceso de venta del Ingenio La Esperanza y suscontinuos vaivenes han generado un cierto recelo por parte de la sociedad y de los mismos trabajadores del ingenio, que ven sus puestos de trabajo amenazados ante el inminente recorte por parte de los nuevos adjudicatarios, aunque todavía no esté bien claro de quién se trata.

En este sentido, el Senador nacional Guillermo Snopek ha emitido su opinión respecto de este tema y de la forma desprolija con la que se ha manejado el Gobierno provincial en este sentido.

«Este último tiempo, hemos sido testigos del manejo fuera del marco jurídico en el proceso de la quiebra llevado adelante por el juez designado por acordada Nro. 135 del año 2017, quien parece haber actuado más en línea con los voceros del gobierno que con la Ley de Concursos y quiebras sin atender a la tutela no solo de los bienes sino, tal como lo establece la ley de las fuentes de trabajo. El gran esfuerzo económico realizado por todos los jujeños merecía un tratamiento con más respeto y transparencia», manifestó Snopek.

Según el gobernador de la Provincia, en su discurso de Apertura de Sesiones 2018 , la adjudicación la obtuvo la empresa Omega Energy Group, asegurando que “el proyecto no dejó a nadie en la calle, más allá de la situación. El pueblo jujeño puso 500 millones de pesos en el ingenio. Logramos resolver una situación crítica, la venta del ingenio se adjudica en 86 millones de dólares».

«No dejando del todo claro quién o quiénes son los adjudicatarios del ingenio, no sabemos si es Omega Energy, o si es Alesa S.A, o si es Agroindustria La Esperanza S.A, si son todas o si son lo mismo», agregó el Senador nacional.

Snopek también indicó que «esta opacidad que sería buena que se haya trasparentado ante la sociedad jujeña, no solo porque el esfuerzo económico de todos los jujeños los hace merecedores de transparencia en este acto, sino porque también, en caso de incumplimiento, es necesario saber en quién recaerá la responsabilidad».

«Pero parece que los trabajadores del Ingenio van perdiendo la esperanza, según el acuerdo realizado con el Gobierno, el cual estaba a cargo del Juez Calderón y el Ministro de Producción, la empresa “adjudicataria” tenía una fecha de vencimiento para realizar el primer pago, habiendo pasado 10 días no hay noticias al respecto, y los empleados que iban a ser reubicados siguen en la espera y aquellos 600 que continuarían sin perder su antigüedad, recibieron la noticia que la empresa, en caso de comprar el ingenio, comenzaría con nuevos contratos, demostrando así las improlijidades en la gestión», explicó.

Quedando en evidencia, los manejos fuera del marco jurídico, llevados adelante por parte del Juez, al tomar decisiones en tiempos más ajustados, priorizando las necesidades del discurso del gobernador y no la protección y tutela del patrimonio de los jujeños. En el inc. 6 art 205 de la ley de quiebras se establece como condición a los oferentes una garantía del 10% de mantenimiento la oferta algo que al parecer no le fue exigido al adjudicatario, porque sería una oferta en efectivo.

En tanto, el legislador justicialista señaló que «queremos decirle tanto al Juez como al Ministro de Desarrollo Económico y Producción y al Gobernador, que los jujeños conocemos bien la diferencia entre pago en efectivo y pago en cuotas durante un año y con una zafra en el medio».

«Recordemos, que el gobernador en su discurso de apertura en el año 2017 dijo textualmente “llegó un grupo de Omega Group, Nikoil Energy y hay una propuesta concreta de compra por avenimiento del ingenio con un plan de inversiones en el orden de los $ 7.000.000.000 con planta de papel, con planta flex de generación de bioetanol, con nuevas destilerías, con plantas de energía solar, con inversiones en maquinarias agrícolas», sostuvo.

Además, Snopek puntualizó que «al parecer se trata del mismo grupo, que no pudo hacer la compra directa por falta de garantías, el que hoy es el supuesto adjudicatario del ingenio, también sin garantías».

«La gestión de la venta del ingenio tuvo procedimientos improlijos desde el día uno, cuando el juez avanzó en un proceso licitatorio de la totalidad del patrimonio del Área del ingenio para lo que se hizo un enorme censo del que el Ministro de Producción hablo repetidamente».

«Lo que no se hizo fue una tasación inequívoca del patrimonio, nadie estableció a ciencia cierta cuánto vale realmente el patrimonio del ingenio que además de la fábrica incluye miles y miles de hectáreas de tierras productivas. Esto no es casual, y también responde más a necesidades políticas que al apego a la ley», remarcó.

Finalmente, el Senador por Jujuy agregó que «conforme el inciso 1 del artículo 205 de la ley de quiebras, el primer paso a seguir previa a la enajenación de la empresa es la tasación de los bienes y su correspondiente vista por parte de los trabajadores, con lo que se privó a la sociedad jujeña de una herramienta esencial para determinar si la oferta realizada por parte de quien hoy es el adjudicatario es justa o no».

«Al parecer nada de lo que se prometió es así , hoy nos están diciendo que la empresa “adjudicataria” solicita que los activos del ingenio azucarero sean primero transferidos para, luego, realizar parte del pago, y que el gobierno sea el encargado de indemnizar a los trabajadores, cuando el juez fue muy claro en la adjudicación “a los trabajadores se les reconocerá la antigüedad plena de prestaciones laborales realizadas al Ingenio La Esperanza, con el debido respeto del Convenio Colectivo de Trabajo y bajo la normativa de la Ley Laboral, de sujeción obligatoria por ser de orden público».

«Solo queda a la vista las grandes diferencias que existen entre los discursos del Gobierno y las exigencias de la empresa. Demostrando, de esta manera que el Juez y el Ministro no supieron controlar ni encontrar una solución viable para el ingenio La Esperanza y sus trabajadores», finalizó.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.