Diario Digital
Envianos tus Noticias

En Mendoza

Desde los penales, Rosario Central rompió el maleficio y se consagró campeón de la Copa Argentina

En Mendoza, el “Canalla” ganaba con gol de Fernando Zampedri, pero Lorenzo Faravelli, justo un ex Newell’s, puso el 1-1. En los tiros desde el punto penal, el equipo de Bauza ganó 4-1 y logró su primer título federal que, además, le da un pasaje a la próxima Copa Libertadores.

0

Luego de tres finales frustradas, Rosario Central logró levantar la Copa Argentina al vencer en la definición por penales a Gimnasia y Esgrima La Plata por 4 a 1, tras igualar 1 a 1 en el tiempo reglamentario, del partido disputado en el estadio “Malvinas Argentinas”.

En la definición por penales para el equipo dirigido por Edgardo Bauza marcaron Néstor Ortigoza, Marco Ruben, Alfonso Parot y Matías Caruzzo. El arquero Jeremías Ledesma le contuvo el remate a Manuel Guianini, mientras que Santiago Silva desvió el suyo y el único que marcó fue Jan Hurtado.

El equipo “canalla” se había puesto en ventaja a los 19 minutos del primer tiempo con un gol de Fernando Zampedri, pero a los 6 del complemento igualó Lorenzo Faravelli, para el 1 a 1 final en el tiempo reglamentario.

De esta manera los dirigidos por Edgardo Bauza se clasificaron para disputar la Copa Libertadores 2019, jugarán la Supercopa Argentina ante Boca y rompió el maleficio de las finales perdidas ante Huracán (2014), Boca (2015) y River (2016). Gimnasia había alcanzado por primera vez en su historia la final del certamen.

El partido comenzó siendo trabado, en gran medida por el nerviosismo de ambos equipos y la ansiedad de las hinchadas que le dieron un marco impresionante a la final. El paraguayo Ayala remató cerca, a los 6, desde la derecha, pero el partido estaba planteado en la mitad de la cancha, con mucho forcejeo y pocas ideas.

Sin embargo, recién a los 19 minutos el “canalla” pisó el área rival, y tras una mediavuelta de Zampedri que dio en el poste y una serie de rebotes, el delantero metió el botín derecho para abrir el marcador. Gimnasia sintió el impacto, porque Silva estuvo muy solo arriba, no conectó nunca con Tijanvich y tanto Comba como Faravelli también estuvieron imprecisos. Encima un centro de Palot desde la izquierda lo conectó Zampedri y la figura de Alexis Arias evitó la caída de su valla.

A los 6 Faravelli le robó el balón a Gil, y habilitó a Silva, quien encabezó el contragolpe que derivó en Comba y el centro perfecto para Faravelli, que de volea venció a Ledesma. Inmediatamente Bauza sacó a Gil y mandó a Ojeda, para no dar ventajas en el mediocampo y el partido se hizo abierto, con ida y vuelta en ambas áreas.

Gimnasia se asentó en el juego, puso más actitud que el “canalla” y si bien tuvo altibajos, mostró más variantes para ir en busca del área rival. La intensidad hizo mella en los físicos de los jugadores y los cambios, tanto de un lado como del otro, hicieron que el partido fuera abierto y por ende muy abierto en el resultado. Sobre todo cuando a los 31 Silva le ganó en el salto a todos y el cabezazo lo sacó Ledesma en la línea, cuando parecía el segundo

De ahí hasta el final todo fue emoción, sin mucho vuelo en el juego y así fue que llegó la conclusión y el empate que derivó en los penales, donde el “canalla” pudo gritar campeón.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.