Diario Digital
Envianos tus Noticias

Por Manuel Choque Corbacho

De Josepha, un pasado afro, un pasado esclavo, pasado de libertad.

Dentro de este relato se nos invita a conocer la vida de una esclava en Jujuy y como en sus prácticas (la cocina) podía vivir un sinfín de acontecimientos tristes, a veces de orgullo y otras de libertad. Esta historia, también es parte de lo que somos.

5

Próximo a la conmemoración de la independencia y atravesando ya otras festividades patrias se hace inevitable que nos sintamos interpelados por los mitos de orígenes que nos cohesionan identitariamente como sociedad. No pasaron muchos años que teníamos una visión de la historia un tanto billekinesca, donde veíamos en los actos escolares a los niños disfrazados de manera curiosa y divertida cuyos integrantes de los distintos sectores de la sociedad colonial son felices y aparentemente vivían en igualdad de condición.

El caballero, la dama antigua, el velero, el lechero, la lavandera entre otros, forman el paisaje de los actos alusivos de forma colorida, acompañados de cantos, bailes y demás. En las últimas décadas esta mirada de la historia empezó a cambiar y transformándose cada vez más hacia un relato más real y humano.

En esta oportunidad quisiera compartir con los lectores un acercamiento al pasado afro de nuestra nación, que no es precisamente el de la mazamorrera o la empanadera alegre de billiken, sino el pasado de una sociedad que también se construyó en base a la esclavitud de nuestros hermanos africanos e indígenas. La pregunta es entonces: ¿tenemos un pasado esclavista? Y más precisamente: ¿en Jujuy hubo esclavos afrodescendientes? La respuesta a ambas preguntas es sin lugar a dudas, sí.

En el libro “Historias breves de Jujuy. Prácticas y experiencias cotidianas”, una obra a la que hemos hecho alusión hace unas semanas atrás con la visita del Dr. Gabriel Di Meglio, en uno de sus capítulos la Dra. Gabriela Sica nos trae la historia de Josepha de Tobar, una esclava negra, propiedad del capitán Guerrero, un vecino español del Jujuy del s. XVII. Esta mujer, si bien esclava, estaba casada con un indio arriero con el que no vivía, pero que de tanto en tanto se veían cada vez que su esposo pasaba por Jujuy. Josepha era la encargada de la cocina.

Dentro de este relato se nos invita a conocer la vida de una esclava en Jujuy y como en sus prácticas (la cocina) podía vivir un sinfín de acontecimientos tristes, a veces de orgullo y otras de libertad. Esta historia, también es parte de lo que somos.

En el siglo XVIII la región del Tucumán, constituía un importante mercado de esclavos, tanto era así que, en algunas ciudades, la población afromestiza llego a ser el 50% del total. En la ciudad de Jujuy, las personas afrodescendientes era el grupo mayoritario. De esta composición esclava, las mujeres eran mayores en números que los hombres. Esto se debía en parte a que eran más apreciadas en la ciudad para el servicio doméstico y también por la posibilidad de engendrar hijos. En cambio, los hombres llegados a determinada edad, eran llevados a ámbitos rurales.

Al avanzar el siglo y entrando en el XIX la llegada de esclavos disminuyo. Esto derivo en casamiento con miembros de otros grupos, especialmente indios y mulatos. Este proceso de mestizaje desdibujo las características inmediatas de la población africana y afines.

¿Cómo llegaron los esclavos africanos al suelo americano? ¿Cómo formaron parte de la sociedad colonial?

Entre la fundación de Bs. As. y el s. XVII con barcos negreros de Portugal y más adelante Holanda, Francia y Gran Bretaña se comenzó la introducción de esclavos africanos a territorio rioplatense. Para aquel entonces el 60% de las importaciones al puerto de Bs. As. la mercancía consumida y traficada era la esclava.

Si bien en cierto momento la comercialización de esclavos era ilegal, la mayoría de las veces era a través del contrabando que las elites americanas rioplatenses, obviamente incluidas las jujeñas, adquirían.

Los esclavos africanos eran capturados por cazadores que los apresaban, por caer prisioneros en luchas interétnicas, por tributos en personas que Estados africanos daban a Estados más grandes y por castigos a crímenes. Los esclavistas africanos vendían sus mercancías a los europeos en las costas y desde allí, los traficantes negreros se encargaban de la comercialización a las distintas colonias.

Tres al menos, son los momentos traumatizantes para los africanos esclavizados: la captura o caza, el viaje, la nueva vida y su lucha por sobrevivir que hasta en algunos casos anhelando la libertad.

La condición de los viajes era totalmente insalubre y de hacinamiento. Las enfermedades estaban a la orden del día, sumado a la alimentación paupérrima y los malos tratos de quienes los controlaban. Era común que gran parte de la dote esclava muriera en altamar, por la enfermedad, hambruna, homicidio o suicidio.

Al llegar, los esclavos eran marcados a fuego, y vendidos en los puertos o conducidos a otros lugares. Adquirían el apellido del amo, como muestra de la propiedad sumado al nombre cristiano que le daban antes de abordar al barco. Las ciudades de Córdoba, Tucumán, Salta y por supuesto Bs. As. eran los mercados importantes. La compañía de Jesús, es un elemento importante en esta historia, porque eran los jesuitas quienes eran los mayores compradores de esclavos en el actual territorio argentino. Los curas al ser también prestamistas, adquirían los esclavos en algunas ocasiones por deudas a la compañía. Al ser expulsada la orden con los borbones, los esclavos se escaparon hacia las sierras de Córdoba y lugares aledaños.

Era común que la tarea de los esclavos, sobre todo las mujeres hayan sido de servicio doméstico. Los trabajos de campo, sobre todo tendientes a la arriería y ganadería eran para los hombres. Esto les indicaba a los amos un estatus elevado para con sus propios pares y era muestra de poder y autoridad. Los esclavos urbanos, también estaban a disposición de aprender algún oficio, y los amos tercerizaban su trabajo a particulares con los que obtenían ganancias del salario del propio esclavo.

La sociedad patriarcal y paternalista rioplatense también era manifestada en su relación con los esclavos. El castigo para disciplinarlos ante alguna falta no era tan duro como en otros lugares (Brasil o EEUU) sino que el esclavo, si se quiere era considerado una persona, pues tenía alma. ¿Cómo sabemos esto? Por qué podían acceder al bautismo y les era permitido contraer matrimonio (en estos casos, los hombres preferían casarse con una mujer libre, pues de esta manera la descendencia nacía libre). También se les permitía litigar, generalmente ante el incumplimiento del amo por el compromiso de liberación, también para evitar que el amo comercialice a los hijos de esclavos alejándolos de sus familias o por los malos tratos.

Para poder adquirir la libertad, existían varias opciones: fugarse, comprar su libertad, manumisiones testamentarias. Durante las guerras de independencia, los patriotas compraron esclavos a los propietarios, en este contexto para poder acceder a la libertad el esclavo debía enrolarse en las milicias, conformando de esta manera el regimiento de pardos y morenos donde su condición pasaba de esclavo a liberto, esto es la liberación una vez terminada sus tareas en servicio militar.

Hay mucho para decir acerca de la comunidad africana en nuestra américa colonial, también durante el siglo XX y en la actualidad. Como mencione al principio, esta también es nuestra historia. Esta es la América profunda donde la pureza, aunque a muchos no les guste dejo de ser hace mucho tiempo. El tango, el folclore, las manifestaciones populares con el bombo, las canciones de protesta, las comidas y distintas maneras de expresión cultural forman parte de nuestra identidad Sur-Sur. Por último, y esto es para que podamos pensar al respecto, la modernidad, las conexiones a partir de la conquista elimino las identidades de quienes se consideraban inferiores. A los naturales de la América, del África u Oceanía, dejando de lado sus particularidades culturales, reduciéndolos, los identificaron bajo una sola denominación: negros e indios.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 Comentarios
  1. fotballdrakter barn dice

    Incredible this is a good internet site.

  2. maglia Inter bambino dice

    Can I simply say what a comfort to uncover someone that really
    understands what they’re discussing on the net. You definitely know how to bring a problem to light
    and make it important. More and more people should
    check this out and understand this side of the story. I can’t believe you are not more popular given that you certainly possess the gift.

    maglia Inter bambino

  3. Günstige fußballtrikots dice

    say thanks to a lot for your website it helps a whole lot.

  4. Maglia Del arsenal dice

    Great looking website. Presume you did a lot of your very own coding.

  5. maglia Barcellona poco prezzo dice

    You’ve wonderful information right here.