Diario Digital
Envianos tus Noticias

Historia de vida

Claudia llegó a Bolivia y abrazó a su hijo con cáncer terminal

La mujer boliviana que estaba detenida en Salta (Argentina) fue beneficiada con excarcelación por razones humanitarias, llegó ayer noche a Montero (Santa Cruz).

0

Fernando, el niño con cáncer terminal, cumplió uno de sus mayores deseos y se encontró y abrazó anoche con su mamá, quien regresó desde Salta (Argentina) para ver a su retoño luego de casi un año.

“Claudia ya se encontró con su hijo y su familia en su casa. Ella llegó a Montero después de las 20 (hora boliviana) o un poquito más”, contó Jorge Paz Yabeta, representante departamental de la Defensoría del Pueblo en Santa Cruz. La autoridad visitó anoche la vivienda del pequeño y de su mamá para brindar ayuda.
Fernando, el niño con cáncer terminal, cumplió uno de sus mayores deseos y se encontró y abrazó anoche con su mamá, quien regresó desde Salta para ver a su retoño luego de casi un año.

La madre de Fernando, Claudia S. E., fue recluida por un año en el penal de Güemes, en Salta, por traficar más de un kilo de cocaína para pagar la quimioterapia de su hijo. El jueves, la delegación diplomática de Bolivia en Salta anunció a través de un comunicado que la mujer recibió el beneficio de la excarcelación por razones humanitarias.

Horas antes, en una ambulancia, Fernando de 14 años fue trasladado del Instituto Oncológico del Oriente Boliviano de Santa Cruz a su casa, ubicada en Montero.

“Se armó en su casa un cuarto con todas las condiciones: una cama hospitalaria, oxígeno y cuidados de enfermería”, informó a la oncóloga y pediatra del Hospital Oncológico Yolanda Ernst.

La especialista indicó que debido al avance de la enfermedad, el pequeño pasó a cuidados paliativos. “Eso significa que la medicina ya no puede hacer nada”, explicó.

El juez federal de Salta, Ernesto Hansen, autorizó a Claudia dejar la cárcel por 30 días para volver a Santa Cruz y acompañar a su hijo de 13 años de edad.

En Bolivia, la mujer deberá certificar su permanencia en su casa o en el hospital donde estaba internado Fernando cada 72 horas.

“Claudia está gozando ahora del permiso que le ha otorgado el juez de Argentina por 30 días. Este permiso fue dado por razones humanitarias porque el niño tiene cáncer en estado terminal”, sostuvo Paz Yabeta.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.