Siguiendo las recomendaciones brindadas por el Ejecutivo provincial, en el marco de la Emergencia Sanitaria para evitar la propagación del coronavirus, la entrega se realizó casa por casa, para evitar la aglomeración de personas, y el personal tomo los recaudos necesarios como el uso de barbijos, guantes descartables y alcohol en gel.

Con esta política alimentaria se atendió a 330 familias de Huacalera y 160 familias de Arrayanal en situación de vulnerabilidad social con productos de la canasta básica para complementar la alimentación de las personas titulares del Programa “Comer en Casa” de estas 2 localidades.