Diario Digital

Imprudencia sin límites

Carnaval peligroso: en Palpalá confundieron talco con cal y cinco niñas debieron ser hospitalizadas

El viernes por la noche en un desentierro del carnaval en un barrio palpaleño se produjo un hecho lamentable, tras conocerse sobre el caso de nenas de entre 10 y 13 años que concurrieron de urgencia al hospital local por fuerte ardor en los ojos, tras una primera atención médica fueron derivadas al Materno Infantil, una de ellas podría quedar con graves secuelas en uno de sus ojos.

Los palpaleños no salen de su asombro, tras conocerse la penosa noticia que cinco niñas de entre 10 y 13 años fueron atendidas de urgencia en el hospital Wenceslao Gallardo por lesiones oculares, y que por la gravedad de la situación fueron luego trasladadas al Materno Infantil con los ojos vendados, una imagen del momento fue difundida por el portal digital Palpalá Informa, esto indignó a familiares y ciudadanos que consideraron «irresponsable» lo sucedido, ya que se supo que a las afectadas, que se encontraban en un barrio donde se desarrollaba uno de los tantos «Desentierros del Carnaval» de la ciudad siderúrgica, se les habria arrojado cal en vez de talco, lo cual habría sido motivo de preocupación de muchos, aunque según autoridades policiales no se registró denuncia alguna del lamentable hecho.

En la mañana del sábado trascendieron detalles del parte médico de las menores, según indicarían los especialistas, las pacientes al momento de la atención presentaban inflamación conjuntival y úlceras en córnea, fueron medicadas para contrarrestar el cuadro de afección y dadas de alta cuatro de las niñas; mientras la quinta quedó internada en observación en el Materno Infantil porque presentaba complicaciones que podrían dejar secuelas en su visión. Las cinco niñas fueron dadas de alta, debiendo regresar al nosocomio para un seguimiento y control de la evolución de sus cuadros.

La defensa del Carnaval

El portal digital Palpalá Informa pudo entrevistar al Jefe de Operaciones de la Unidad Regional N°8, Comisario Inspector Pablo Calizaya, quien manifestó que hasta el momento no se había recibido «ninguna denuncia relacionada con este hecho».

Aun así el funcionario policial se mostró preocupado por el marcado descontrol que se observó en la Ciudad, sobre todo, por el accionar de numerosos grupos de adolescentes que aprovecharon los desentierros para dar rienda libre a actitudes poco aconsejables, poniendo en riesgo, inclusive, sus propias vidas.

Desde esta Regional afectamos a todo el Personal Policial para realizar numerosos operativos, para evitar que los jóvenes circulen de a tres y a altas velocidades en sus moto vehículos, lo mismo hizo la Policía Municipal que también trabajo con nosotros, secuestramos varias motos, pero es evidente que si los Padres no nos ayudan a controlar y a poner límites a sus hijos, siempre nos vamos a ver superados.

En otro tramo de la nota también confirmó que una persona en Barrio 18 de Noviembre se encontraba realizando disparos con un arma de fuego, por lo que luego de haberse realizado las investigaciones de rigor esta persona ya habría sido identificada.

Finalmente recordó que «el carnaval es de todos y somos todos los que debemos cuidarlo».

(Fuente de la entrevista con el Comisario Inspector Pablo Calizaya, el portal digital Palpalá Informa)

También podría Interesarte

Los comentarios están cerrados.