Diario Digital
Envianos tus Noticias

"Marcha de las velas"

Camioneros y las CTA lideraron la protesta opositora por el aumento de las tarifas

La denominada «Multisectorial contra el tarifazo», que reúne a referentes kirchneristas, dirigentes gremiales y organizaciones de defensa del consumidor, se movilizó del Congreso al Obelisco.

0

Menos de 24 horas después del “ruidazo”, se realizó la “marcha de las velas”. Convocados por representantes del kirchnerismo, dirigentes gremiales y organizaciones sociales, unos 8.000 manifestantes marcharon este jueves por el centro porteño para volver reclamar por el aumento en las tarifas de los servicios públicos.

Ocurrió en el mismo día que desde el Gobierno nacional confirmaran que no habrá marcha atrás con las últimas subas y solo se establecerá un “aplanamiento” de las boletas de gas para los períodos de mayor consumo y la posibilidad de pagar en cuotas.

Con velas encendidas, los manifestantes se reunieron frente al Congreso de la Nación y, se movilizaron hasta el Obelisco. La columna se extendió por unas cuatro cuadras. La avenida 9 de Julio permaneció abierta sentido al norte y el Metrobus no se vio afectado.

Entre los presentes estuvieron los titulares de las dos CTA, Hugo Yasky y Pablo Micheli, el camionero Pablo Moyano, el jefe de los canillitas Omar Plaini, el dirigente docente Roberto Baradel , el ex piquetero Luis D’Elía , los ex legisladores de la Ciudad Gustavo Vera y Francisco «Tito» Nenna, la presidenta de la Asociación Argentina de Actores, Alejandra Darín, y la actriz Lola Berthet.

Durante la marcha, Pablo Moyano calificó de “vergüenza” la decisión de la Casa Rosada de prorratear el pago mensual de los servicios. “En vez de congelar las tarifas por seis meses, siguen castigando al pueblo con el 15 por ciento de las paritarias y ahora los servicios en cuotas”, se quejó.

En la misma sintonía se expresó Micheli, quien dijo que el anuncio del Gobierno de este jueves fue “una burla al pueblo argentino”. “Después del ruidazo de ayer y el reclamo de los diputados opositores, el Gobierno solo atina a decir que no va a modificar su política y que a lo sumo va a dar cuotas para que las familias se sigan endeudando y tengan que elegir entre pagar la boleta de luz o mandar a los pibes a la escuela”, afirmó.

A su turno, Hugo Yasky tildó a los integrantes de Cambiemos de “insensibles”. “Mucha gente que los votó, está empezando a ver lo que significa un gobierno de ricos para ricos. Todos los que en este país quieren trabajar, quieren producir y ganarse dignamente la vida no tienen lugar con esta política”, sostuvo.

La convocatoria surgió de la denominada “Multisectorial contra el tarifazo”, que incluye diputados del Frente para la Victoria, las dos CTA, gremios como camioneros y bancarios, y representantes de Pymes, clubes de barrio y organizaciones de defensa del consumidor.

Al llegar al Obelisco, Alejandra Darín y Lola Berthet leyeron un comunicado con duras críticas al oficialismo. “Esta política del Poder Ejecutivo en lo referente a las tarifas de los servicios pública, sumada a la liberación del precio de los combustibles, comportan un intencional desconocimiento del papel del Estado como garante del derecho de los usuarios. Solo puede explicarse en la determinación gubernamental de favorecer a las empresas vinculadas a la oferta de los servicios”, señalaron.

En el texto también pidieron, entre otros puntos, que el Gobierno retrotraiga los valores de las tarifas a diciembre de 2017 y congele esos precios durante un año.

Omar Plaini, secretario general del gremio de canillitas y uno de los líderes sindicales que participó de la protesta, subrayó que las tarifas son «insostenibles» y puntualizó que hay aumentos de «1500 por ciento en gas, 12.000 por ciento en electricidad y 700 por ciento en agua», que no «puede pagar un canillita en su puesto, que tiene dos (luces) fluorescentes nomás».

El dirigente de los canillitas señaló que en la sede gremial pagaban por el servicio eléctrico, «en abril de 2015, 5423 pesos, y en abril de este año 40.600 pesos».

Por su parte, Federico Tonarelli, integrante de la cooperativa del hotel Bauen, contó la situación que viven: «Pagábamos, a fines de 2015, 10.000 pesos de gas; estamos pagando casi 80.000; pagábamos 65.000 de agua, y ahora pagamos 230.000; 26.000 de luz, ahora 202.000».

 

Fuente: Clarin

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.