Diario Digital
Envianos tus Noticias

Superliga

Boca logró un triunfo clave ante Defensa y favoreció a Racing, único líder de la Superliga

El «Xeneize» se acerca a la clasificación a la Copa Libertadores 2020. El «Halcón» jugó un gran primer tiempo, pero le faltó efectividad y perdió el invicto.

0

Boca la pasó mal, sobre todo en el primer tiempo. Se vio superado en todos los sectores del campo por Defensa y Justicia, un equipo que se mostró aceitado y ambicioso. Pero supo esperar su momento, que llegó a los cuatro minutos de la segunda parte, de la mano de su capitán, Carlos Tevez. El Apache aprovechó la floja respuesta del arquero Unsain y le dio el triunfo por 1 a 0, vital para el Xeneize de cara a la clasificación a la Libertadores 2020. El Halcón, por su parte, quedó a tres puntos de Racing, líder de la Superliga y el gran beneficiado por el resultado.

El Halcón jugó un gran primer tiempo, pero pagó la falta de efectividad y perdió el invicto. Además del resultado, la mejor noticia para Boca fue la reaparición de Tevez; por el gol, por las pinceladas y por el liderazgo.

Sobre todo en el inicio, Defensa se apropió de la pelota con presión extendida, circulación y movilidad. Forzó que Boca asumiera una postura de espera, apelando a recuperar y salir rápido de contragolpe, aunque le costó hacerse del balón y, cuando lo logró, los hombres de ataque (Benedetto, Zárate o Tevez) se vieron rodeados rápidamente.

Así, el local provocó tres llegadas a fondo: Andrada respondió ante dos remates desde afuera del área, Fernando Márquez cabeceó en el corazón del área un centro desde la derecha y el balón pasó cerca y Rafael Delgado sacó un latigazo de zurda al que sólo le faltó terminar de tomar el efecto.

Al hacer ancho el campo de juego y adelantar los laterales, el conjunto de Beccacece logró superioridad numérica en la mitad de cancha, lo que provocó que Campuzano y Marcone perdieran equilibrio.

A los 39 minutos de la primera etapa, llegó la acción más clara para el Halcón: Domingo Blanco desbordó por la derecha y envió el centro atrás, que encontró el remate de Matías Rojas. Cuando la pelota marchaba inexorablemente hacia la red, Lisandro López rechazó con el muslo. Un dato que ilustró el primer tiempo del elenco de Gustavo Alfaro: no pateó al arco. Ni siquiera consiguió pisar el área.

Pero, en el segundo tiempo, Boca sorprendió. En su primer intento al arco, a los 4 minutos, Campuzano cedió para Tevez, quien sacó un remate bien ubicado, pero sin potencia, que se le escurrió al arquero Unsain: 1-0.

La conquista le dio algunos instantes de aire a Boca, que comenzó a encontrar espacios en un alto de la asfixia permanente de Defensa. Tevez pudo ampliar el marcador mediante una jugada individual a los 21′ y la tensión le quitó al local la lucidez del primer tiempo. Alfaro apostó a Reynoso por Zárate para batallar la posesión y usufructuar esas grietas que se revelaron.

Pero una vez que se repuso del golpe del 0-1, Defensa volvió a acosar al Xeneize. Otra vez monopolizó la pelota y volvió a someter a su adversario, aunque con menos profundidad, haciendo lucir a los defensores de Boca, que hicieron horas extra.

Boca supo aguantar. Y ganó, con apenas el 35% de la posesión de la pelota. No es poco ante uno de los mejores equipos de la Superliga. Con 38 puntos, a diez de la cima del certamen (con 15 en juego), incluso todavía tiene margen matemático para pelear por el tricampeonato, aunque el real objetivo es asegurarse la plaza copera, objetivo del que está cada vez más cerca. Pero Alfaro sabe que su elenco todavía tiene mucho por trabajar para encontrar una fisonomía: no siempre se encontrará con la falta de puntería que exhibió Defensa y Justicia.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.