Diario Digital
Envianos tus Noticias

Aseguran que “muere más gente por mala alimentación que por falta de alimentos”

Así lo expresó el investigador de la Universidad de Columbia, Walter Baethgen, durante el CREAtech 2017.

Walter Baethgen, investigador de la Universidad de Columbia, (Nueva York) fue el segundo orador del CREAtech 2017, del Bloque I “Ambiente y cambio climático”, luego de Traci Houpapa.

En dicho marco, el investigador internacional aseguró que “en la actualidad muere más gente por mala alimentación que por falta de alimentos”

Según explicó “cerca de 800 millones de personas en el planeta se van a dormir cada noche con hambre. Pero conviven en el mundo con 2.000 millones de personas que tienen sobrepeso, de las cuales la mitad son obesas, lo cual contribuye a incrementar la prevalencia de enfermedades como diabetes o problemas cardíacos”.

“A eso hay que sumar 2.000 millones de personas que adquieren calorías suficientes, pero en una forma no equilibrada y eso, por ejemplo, hace que unas 300.000 madres mueran cada año durante el parto por falta de hierro”, indicó Baethgen y enmudeció a más de 4.000 personas del auditorio.

Y continuó: “La conclusión es que no debemos vernos como simples productores de alimentos, sino como parte de un sistema alimentario integral. De esa manera, podremos capitalizar las oportunidades que nos depara el futuro. Lo primero que hay que entender, es que el mundo está cada vez mejor y eso hace crecer exponencialmente la demanda de alimentos”.

Baethgen además explicó que para el año 2030 habrá en el mundo 5.000 millones de personas de clase media. “Esto provocará grandes cambios, dado que el poder adquisitivo modifica la dieta. El gran ejemplo es China, país que aumentó siete veces su consumo de carne desde 1980”, dijo.

En ese contexto las preocupaciones ecológicas que antes se interesaban y dedicaban a una minoría, cambiaron. “Hoy la gran mayoría de la clase media está pendiente, en mayor o menos medida, de esas cuestiones. Cada vez se tiende más, por ejemplo, a la búsqueda de productos que, sin ser necesariamente orgánicos, requieran un menor uso de fitosanitarios. O a carnes de animales que no sean criados con antibióticos para aumentar de peso. Eso genera varios nicho de mercado”, subrayó.

Y es por ese motivo que aseguró que “habría que pensar en una huella ambiental integrada, que nos permita manejar las nuevas oportunidades y nichos de mercado”.

También podría Interesarte

Los comentarios están cerrados.