Diario Digital
Envianos tus Noticias

Tensión diplomática

Argentina exigió a Bolivia que Evo Morales “no se entrometa en la política local”

El presidente boliviano vendrá mañana al país pero no se reunirá con Marci y no descartan un encuentro con Cristina Kirchner. Quejas de la Cancillería argentina.

0

La decisión del presidente de Bolivia Evo Morales de visitar la Argentina y eludir una reunión con su par Mauricio Macri desató un nuevo conflicto diplomático entre ambos países ya que la Cancillería argentina le pidió expresamente al mandatario boliviano que “no se entrometa en la política local y se mantenga al margen de cualquier expresión partidaria”.

El mensaje fue transmitido este mediodía por el embajador argentino en Bolivia, Armando Álvarez García, a la vicecanciller de Morales, Guadalupe Palomeque, en una reunión que ambos mantuvieron en La Paz en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

La decisión del embajador argentino de advertir al presidente Morales que se abstuviera de intervenir en la política local en su visita de mañana y pasado a Buenos Aires surgió a partir de la idea que tiene el mandatario de Bolivia de reunirse con la ex presidente Cristina Kirchner para darle su respaldo ante lo que considera “una persecución política” por las causas judiciales que la tienen acechada.

“Hemos planteado que en el viaje del presidente Morales a la Argentina se abstenga de entrometerse en la política local”, dijo a Infobae el embajador Álvarez García.

De esta manera, el embajador argentino dejó plasmado abiertamente el malestar que hay en el gobierno de Macri por los gestos reiterados de Morales de desaire hacia la Argentina.

Morales llegará mañana por la tarde para participar el sábado en la Plaza de Mayo de una fiesta cultural de la colectividad boliviana. Pero mañana a las 20 la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) lo distinguirá con el Doctorado Honoris Causa en una ceremonia a la que fue convocada Cristina Kirchner, los diputados del Frente para la Victoria y los dirigentes gremialistas de la CTA, entre otros.

Nicolás Trotta, rector de la UMET, dijo a este medio que la ex presidente fue invitada al homenaje a Morales aunque hasta ahora no se confirmó su presencia. “No descartamos que Evo y Cristina Kirchner se reúnan porque comparten las mismas ideas y valores”, destacó Trotta. Allegados a la ex presidente no pudieron confirmar aún si Cristina Kirchner se encontrará en Buenos Aires mañana.

Al mismo tiempo, el embajador de Bolivia en Buenos Aires, Santos Javier Tito Véliz, dijo en conferencia de prensa que la visita de Evo Morales es a la colectividad boliviana en Argentina y “no será una reunión bilateral con Macri”. Pero destacó: “Respetamos al gobierno Argentino, y somos pueblos hermanos que trabajamos por continuar fortaleciendo los lazos de hermandad”. También expresó que Morales sólo viene a un acto con la colectividad de su país y “no participará de ningún acto político”.

En la Cancillería y en la Casa Rosada ven como un nuevo foco de conflicto la decisión de Morales de visitar el país y no reunirse con Macri. Ni siquiera hubo gestiones diplomáticas para concretar ese encuentro.

Según confirmaron fuentes diplomáticas de Bolivia y de la Argentina, la visita de Morales se encuadra en un “viaje privado” y extraoficial. En la Cancillería se enteraron anoche del tema y leyeron el mensaje cifrado de Morales de esquivar una foto con el mandatario argentino como una continuidad de sus críticas hacia el gobierno de Cambiemos.

Los recientes cruces que hubo fueron por el pedido de detención de Cristina Kirchner, algo que Morales consideró como un “hostigamiento judicial”, en referencia a la decisión del juez Claudio Bonadio de procesarla como jefa de una asociación ilícita. El canciller argentino Jorge Faurie le respondió con dureza: “En la Argentina rige el Estado de derecho y todos somos iguales ante la ley. Existe una división republicana de poderes y un sistema democrático basado en instituciones sólidas”.

El presidente boliviano, además, criticó a Macri por querer instalar “una base militar” en la frontera, en tanto que otro foco de conflicto fue la resistencia de la administración de Morales a ofrecer un acuerdo de reciprocidad sanitaria.

“Es una visita de fraternidad y apoyo a la comunidad boliviana en la Argentina. Nada más. No habrá reunión con Macri”, se limitaron a expresar fuentes de la diplomacia de Bolivia ante la consulta de este medio.

Evo Morales llegará mañana por la tarde a Buenos Aires donde recibirá la distinción en la UNMET y el sábado protagonizará un encuentro cultural en la Plaza de Mayo organizado por las comunidades bolivianas asentadas en la Argentina.

También podría Interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.