Diario Digital

Causa de “las bombachas”

Absolución: La duda favoreció a Milagro Sala

El fallo, dictado por mayoría de los integrantes de la Sala 2 de la Cámara del Crimen, fue conocido este jueves poco después de las 13.

La líder de la Organización Social Tupac Amaru, Milagro Sala, fue absuelta por el beneficio de la duda este jueves en una causa por el delito de amenazas a policías de la Seccional 56° del Barrio Alto Comedero en octubre de 2014. El fallo fue dictado por mayoría (y no por unanimidad) por el Tribunal de la Sala 2 de la Cámara del Crimen, integrado por los jueces Antonio Llermanos –presidente de trámite-, Luís Ernesto Kamada, y Mario Ramón Puig – habilitado-.

En la parte resolutoria, la sentencia no hizo lugar al pedido de la fiscalía, ejercida por Darío Osinaga, y de la querella, a cargo del abogado Ricardo Ottaviano, que solicitaron la pena máxima prevista para el delito del que llegó acusada la dirigente tupaquera, consistente en 4 años de prisión efectiva.

Los fundamentos de la resolución recién se conocerán en los próximos días, pero se presume que para los jueces el testimonio de los acusadores no fue prueba suficiente para dar por sentado que Milagro Sala había cometido el delito de amenazas.

En tanto, la abogada Elizabeth Gómez Alcorta, patrocinante de Sala, en su alegato pidió la absolución de su defendida, y subsidiariamente seis meses de cumplimiento condicional.

Gómez Alcorta minimizó el episodio por el que Sala llegó a ser juzgada, subrayando en ese contexto que la fiscalía puso de manifestó su animosidad contra la dirigente durante todo el proceso y en los alegatos en particular. «Esta causa no podría haber llegado nunca a juicio; los tres años que ha tenido sometido a este proceso penal no tuvieron ningún sustento», dijo la abogada.

La finalización de este segundo proceso judicial contra Milagro Sala se da un día después que la Corte Suprema de Justicia de la Nación dispusiera que el Estado nacional debe cumplir de forma cabal y en modo urgente con la medida provisional de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que estableció que la dirigente social debe cumplir prisión domiciliaria.

Inesperado cuarto intermedio
Un hecho para destacar es el que protagonizó una agente del Servicio Penitenciario de la Provincia que custodiaba a Sala, quien en pleno alegato de Elizabeth Gómez Alcorta sufrió un desmayo por causas que se desconocen, provocando que el Tribunal rápidamente dispusiera un cuarto intermedio y el desalojo momentáneo del recinto.

La uniformada fue auxiliada por sus camaradas, quienes en una ambulancia la trasladaron a un centro asistencial. La audiencia se reanudó diez minutos después.

 

También podría Interesarte

Los comentarios están cerrados.